Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Un hospital cubano de excelencia en Qatar

El hospital cubano de Dukhan, en Qatar, se ha convertido en centro de referencia para toda la región del Golfo por la profesionalidad y excelencia en los servicios, afirmó a Opciones, Mohammed Al Marry, director ejecutivo de esa institución, quien recientemente visitó Cuba

El hospital cubano de Dukhan, en Qatar, se ha convertido en centro de referencia para toda la región del Golfo por la profesionalidad y excelencia en los servicios, afirmó a Opciones, Mohammed Al Marry, director ejecutivo de esa institución, quien recientemente visitó Cuba.

La relación en el sector de la salud entre ambos países comenzó cuando en 2001 el emir padre Jeque Hamad bin Khalifa Al Thani visitó la Mayor de las Antillas, conversó con el Comandante en Jefe Fidel Castro y llegaron al acuerdo de fundar un hospital cubano en aquella nación.

Explicó Al Marry que el emir dio instrucciones al ministro de Energía para que construyera el centro hospitalario en la zona oeste, donde existen grandes reservas de combustible. Se concluyó en 2007 un edificio muy cómodo, bonito y de excelencia.

Seguidamente el Consejo Superior de Salud inició la instalación del equipamiento que duró hasta 2009 y en mayo de 2011 fueron inaugurados algunos servicios y cada seis meses se abrían otras especialidades como emergencia, ginecología, operaciones quirúrgicas, urología y oftalmología, entre otras. La inauguración oficial ocurrió el 10 de enero de 2012.

Aunque el hospital cubano se halla a una distancia de 80 kilómetros de Doha, la capital, a los qataríes no les importa viajar esa distancia para atenderse allá, explicó el funcionario, pues además tiene la ventaja que no se dan turnos lejanos en comparación con otros centros asistenciales de ese tipo.

Explicó que cuentan con un equipo de cirujanos con mucho conocimiento y talento profesional y los ciudadanos prefieren ese hospital porque los cubanos tienen fama de ser amables y les brindan muchos cuidados a los pacientes.

Allí, agregó, se atienden más de 6 000 extranjeros que laboran en el sector petrolero qatarí, pues es un hospital general de referencia para toda la región con todas las especialidades y las últimas tecnologías, al que asisten ciudadanos de diferentes países.

Con una superficie de 28 000 metros cuadrados, en la actualidad allí laboran 450 cubanos, 110 doctores (uno funge como director médico), 280 enfermeros y 60 técnicos.

Cuando su inauguración en 2011 los pacientes que se atendieron fueron 5 000 en un año y ahora la cifra alcanza los 75 000; en 2012 se creó la sala de ginecología; la de  emergencia en 2013. Disponen de 75 habitaciones, siete salones de operaciones (uno para ginecología, dos para emergencia y cuatro generales); sala de cuidados intensivos con siete camas y una para la atención infantil.

Hasta mediados de 2018 se habían realizado 2 200 operaciones; se tratan mensualmente 700 pacientes en oftalmología y es el único hospital en Qatar que cuenta con servicio de estomatología durante las 24 horas. A partir de 2019 se harán implantes dentales. En emergencia se han recibido más de 26 600 casos y los pacientes trasladados de otros hospitales suman alrededor de 20 000.

Para Al Marry, la creación del hospital cubano ha sido un éxito a todos los niveles pues ha permitido desarrollar una cooperación continua muy importante por lo que las autoridades qataríes desean extender la colaboración médica con personal cubano a otros hospitales del país. Además, el equipo médico de la Isla se siente feliz porque está en un país con seguridad y que le proporciona muchas facilidades.

En una amena y entusiasta conversación, el Director ejecutivo del hospital Dukhan explicó que el primer grupo de la salud que llegó a Qatar fue de 280 y los seleccionaban las autoridades cubanas, pero tuvieron barreras lingüísticas por deficiencias en el dominio del inglés, lo cual resultaba un imperativo ya que todo el sistema operativo funciona en ese idioma. “Como el contrato es por tres años, vinimos a la Isla para hacer pruebas y escoger al personal, pues a esto se añade que existe una gran demanda de personal cubano y están incrementando los contratos en 30 %”, manifestó Mohammed Al Marry.

Significó que afrontan el inconveniente de que los médicos van a Qatar por un período en el cual aprenden su sistema, cultura y hasta el idioma, y al terminar el contrato lo sustituye otro que debe volver a conocer todas esas interioridades. En ese sentido ya han logrado que la estancia sea por cuatro años y en casos excepcionales por cinco, además de poder contratar al mismo equipo que estuvo varios años allá.

Al Marry se graduó en relaciones de negocios en Estados Unidos en 1986, trabajó en la rama petrolera y en la educación. En 2011 fue director de recursos humanos del hospital cubano y cuando se creó la Fundación médica fue vicedirector y después director ejecutivo. Hace un año funge como director ejecutivo del hospital Dukhan.

Esa institución ha obtenido varios premios por la calidad en la atención médica en 2013, 2015 y 2017.

“El Estado de Qatar se enorgullece de haber sido el primer país del Golfo en abrir una embajada en La Habana y el hospital cubano de Dukhan es fruto y uno de los logros más notables de una colaboración médica, que ningún país en esa zona ha logrado, por lo cual nos sentimos muy orgullosos de tenerlo”, concluyó Al Marry.