Jueves
26 de Enero  2023 

¿Te atreves a volar?

El paracaídas, parapente y otras modalidades áreas son actividades que, desde diferentes lugares de Cuba, puedes realizar


Jueves 08 de Diciembre de 2022 | 12:21:31 PM 

Autor

Amalia Conde

Los deportes aéreos son una fuente desbordante de adrenalina. Observar la tierra desde arriba y sentir la sensación de tocar el cielo son experiencias que todo amante de las aventuras extremas desea experimentar.

Cuba, por su condición de isla tropical, es uno de los lugares más hermosos para contemplar en un salto cielo y tierra. Las condiciones meteorológicas son ideales, pues nuestro clima subtropical moderado, con temperaturas que oscilan entre los 18 y 33 grados Celsius, permiten el disfrute de cualquier actividad al aire libre.

Desde arriba, podrás apreciar las playas de arena blanca, las aguas turquesas, la abundante vegetación, así como el eclecticismo de las construcciones de la Mayor de las Antillas.

El personal que labora en las profesiones de riesgo está altamente calificado y cuenta con vasta experiencia para instruir y hacer de tu salto una experiencia satisfactoria, digna de recrear.

Caer del cielo, una aventura única

El paracaidismo se concibe como el acto de saltar de cierta altura, como un avión o globo aerostático, para descender en caída libre y, tras un tiempo transcurrido, abrir el paracaídas.

Con la posibilidad de realizarlo individualmente o en pareja, este deporte de rendimiento cuenta con varias modalidades, como salto tándem (ideal para principiantes, es un salto que se realiza en parejas), free fly (los saltadores realizan acrobacias en el aire), o trabajo relativo (un grupo de personas realizan formaciones y figuras en el aire).

Varadero acoge un Centro de Salto en Paracaídas, basado en un pequeño aeropuerto al oeste de la ciudad. El proceso incluye una sesión de instrucción y un salto en paracaídas en tándem, atado al instructor de paracaidismo. De ser paracaidista calificado, con certificado en mano, se puede hacer el salto en solitario.

La caída es de 2500 a 3000 metros, con 35 segundos de caída libre y un tiempo de marcha total de aproximadamente 10 minutos, antes de aterrizar en la playa de Varadero.

La Isla ofrece otras modalidades de viajes que involucran el aire y la adrenalina como protagonistas. La página oficial de Ecotur las resume de la siguiente forma:

Parasailing: Usted podrá volar al estar anclado a un paracaídas y ser remolcado por una lancha, estando en todo momento en  contacto directo con el viento y disfrutando de la vista aérea.

Paramotor: Este deporte le dará la posibilidad de volar al aire libre en un parapente propulsado por un motor y deleitarse con la vista panorámica del paisaje.

Vuelo en globo aerostático: Esta modalidad le garantiza una experiencia inolvidable e única, permitiéndole contemplar desde 100 metros de altura las particularidades del paisaje cubano.

Parapente biplaza: Esta opción le permitirá realizar un paseo aéreo de unos 15 minutos de duración, acompañado de un instructor, en una especie de ala volante, con forma similar a un paracaídas pero con mayores dimensiones, que es inflada con el viento, aún en tierra. Además podrá disfrutar de las emociones del vuelo libre y admirar las hermosas vistas aéreas.

Senderismo y vuelo

Se podría decir que es el planeo con parapente es la modalidad deportiva de vuelo más popular dentro de los cubanos, pues existen diferentes clubes y competiciones que recogen este tipo  de actividad.

El parapente permite tomar el control del viaje aéreo, dándonos la libertad de observar, disfrutar y, en la mayoría de los casos, controlar dónde y cuándo se aterriza.

Sin necesidad de otra fuente más que la mayor altura que podamos alcanzar, usando nuestros pies para subir a elevaciones considerables, el parapente combina la escalada y el planeo como formas recreativas.

Para volar, se usa una campana en forma de ala, que se engancha con líneas con anillas y permiten controlar la dirección de vuelo. Además, cuenta con un asiento, estructura rígida que se coloca entre la persona que está volando y la campana mediante distintas líneas.

En Cuba, los lugares más populares para realizar este ejercicio, está Canasí, en Mayabeque,  donde se efectúa un vuelo de ladera, orientado al mar, a 100 metros de desnivel. En Santiago de Cuba, Puerto Boniato es otra gran opción, de 400 metros de desnivel y una muy buena ladera, con posibilidades de térmica.

Ante este tipo de operaciones hay que tener en cuenta las brisas que vienen del mar, porque si el viento supera la velocidad máxima del parapente, regularmente entre los 35 y 55 kilómetros por hora, el vuelo podría volverse muy peligros, hasta salirse de control. Para saltar se recomienda llevar una vestimenta ligera y una cámara para cautivar el momento.

Comparte esta noticia

Deje su comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.