Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

La Habana aplica nuevos protocolos para turistas internacionales

Los rebrotes en el mundo obligan a reintroducir limitaciones más estrictas a los viajes, desde la prueba obligatoria de detección de la enfermedad hasta el cierre de fronteras. Las esperanzas se centran en las vacunas

Cuba retomó desde el pasado 6 de febrero  la atención en instalaciones turísticas de viajeros internacionales que viajan con visa de turismo y deben pasar una cuarentena de seis días, hasta obtener el resultado negativo de la prueba de PCR que se les realiza cinco días después de su llegada al país.

En La Habana,  el sector está involucrado también en la nueva modalidad que comenzó el día 6 de febrero, que establece que los clientes internacionales -y nacionales residentes en el exterior que así lo decidan-, tienen que hacer una cuarentena de seis días en instalaciones turísticas.

“Se han habilitado varios hoteles, con una gama de precios amplia para brindar este servicio de alojamiento, en tanto los viajeros esperan el resultado de su segunda prueba de PCR”, dijo.

De acuerdo con los protocolos actuales, adoptados ante el incremento de casos que se produjo a partir de diciembre debido al alza de viajeros internacionales  y las violaciones de las medidas sanitarias de obligatorio cumplimiento, los viajeros deben permanecer en aislamiento seis días y cinco noches.

En esa tarea se encuentran el hotel Tulipán, de la cadena Islazul; Capri y Vedado, pertenecientes a  la cadena Gran Caribe y  Comodoro, Parque Central y  Meliá Habana, que son del grupo Cubanacán”, dijo Luis Ramiro Pino, delegado del Ministerio del Turismo en la capital.

De acuerdo con Pino, además, varias instalaciones hoteleras están brindando servicios al personal de la salud que debe pasar su etapa de cuarentena: Bella Habana, Las Terrazas,  el Lido, San Alejandro y se incorporan la Villa Panamericana y Villa Bacuranao.

“Estos son hoteles que le brindan servicios a ese personal que estuvo durante siete días en los hospitales, son aislados en esos hoteles también una semana después deben permanecer otros siete días en su casa para lograr un aislamiento y una rotación”, abundó el delegado.

Desde que comenzó la pandemia, el  año pasado, los trabajadores y las instituciones del turismo de todo el país han estado dedicados a la lucha y al enfrentamiento a esta pandemia y ya son más de 3 000 los trabajadores del sector que se han vinculado a centros de aislamiento y hospitales covid.

En el caso de La Habana, “han estado en función del aseguramiento y el apoyo a todas las actividades que hagan falta en el sector sanitario, entre ellas, la higienización y la actividad gastronómica”, destacó.

Además,  declaró el delegado, el turismo de la ciudad se mantiene brindando servicio de comida para llevar, algo que ha tenido muy buena aceptación en la población. En la actualidad, se encuentran vinculados a estas prestaciones más de 70 instalaciones entre hoteleras y extra hoteleras “y lo mantendremos mientras esta situación haga necesario hacerlo”, apuntó.

La llamada industria sin chimeneas, indica la Organización Mundial del Turismo, ha sido uno de los sectores económicos más afectados por la pandemia de covid-19 y 2020, el peor de las décadas más recientes. Según la OMT, el pasado año se produjo un desplome de 74 por ciento de los movimiento turísticos, lo que representó 1 000 millones menos de viajes.

Estimados indican que se las pérdidas económicas se acercan a los 1 300 billones de dólares y de 100 y 120 millones de empleos. El 45 por ciento de los expertos de la OMT consideró que la reactivación del sector podría producirse en 2021, pero otro grupo dan como fecha del repunte en 2022.