Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Turismo seguro: un sueño moderno

Actualizan protocolo cubano de bioseguridad para los visitantes. Se prevé recuperación del sector en la región del Caribe

Vivir aventuras y nuevas experiencias en espacios paradisíacos o reconocidos por su historia y cultura reveladoras ha sido un sueño permanente de los turistas y también lo es ahora, aunque se exige la seguridad como atributo imprescindible en los tiempos modernos, marcados por los efectos de la pandemia mundial.

Tales deseos encuentran comprensión, seguramente, en la mayoría de los destinos y así lo muestran muchos en internet y en las redes sociales, canales de comunicación en los cuales abundan post y noticias acerca de las garantías ofrecidas para preservar la salud de los viajeros.

En estos entornos digitales fue publicada la semana anterior la actualización del protocolo cubano de bioseguridad para turistas, que generó varias reproducciones y comentarios. Los seguidores de Facebook pudieron recibir un recordatorio del Ministerio de Turismo (Mintur) acerca de que las instalaciones y servicios turísticos del país cuentan con una certificación que garantiza la salud de clientes y trabajadores.

Por su parte, un tuit de este organismo aseguraba el interés por generar confianza en quienes nos visitan y cumplir con los nuevos requerimientos de  seguridad, como prioridades de la actividad turística en el archipiélago cubano.

Más explícito en cuanto al tema ha sido el sitio web del Mintur al publicar la información titulada: Turismo Seguro en Cuba. Protocolos y medidas que todo turista debe conocer.

En su contenido explica que en estos tiempos la seguridad ha adquirido un nuevo significado, al incluir el aspecto higiénico-sanitario. Subraya que “en Cuba, con el objetivo de preservar la salud y seguridad de turistas y trabajadores del ramo, el Ministerio de Turismo, de conjunto con el de Salud Pública y en concordancia con lo dictaminado por las organizaciones mundiales de Salud y Turismo, ha concebido la Certificación Turismo + Higiénico y Seguro (T+HS).

Dicho documento ha sido otorgado a instalaciones de alojamiento, extrahoteleras, de apoyo y administrativas, que cumplen los protocolos cuyas medidas permitan mantener distanciamiento físico, existencia de los medios de aseo y desinfección para manos y superficies, así como controles diarios de salud y temperatura de turistas y trabajadores.

También establece la vigilancia clínico-epidemiológica durante la estancia de los clientes en las instalaciones hoteleras, con la presencia las 24 horas de médicos, enfermeras y técnicos en higiene y epidemiología.

Según la publicación se han dispuesto otros requerimientos para los turistas que arriben al país como el poseer una prueba de PCR con resultado negativo realizada 72 horas antes del viaje, certificado por laboratorios en los países de origen y al llegar al país efectuarse otro examen similar, libre de costo.

Asimismo, se detallan condicionamientos como el de contar con póliza de seguro que cubra la Covid-19 o adquirirla al arribar al país, el uso obligatorio de la mascarilla en la instalación de alojamiento, hasta que se conozca el resultado de la prueba RT-PCR. Se precisa que si un huésped sintiera algún síntoma respiratorio debe dirigirse al personal de salud del hotel. Igualmente, la información refiere los pasos a seguir en caso de resultar positivo y para los contactos de esos casos.

A mediados de julio del pasado año se anunció que el primer hotel del destino Jardines del Rey, provincia de Ciego de Ávila, el Pullman Cayo Coco, un Todo incluido, perteneciente al Grupo Gran Caribe y gestionado por la compañía francesa Acoor, recibió la Certificación de Turismo + Higiénico y Seguro (T+HS).

Según lo publicado en el diario Granma, con tal acreditación podría entrar en operaciones en la llamada etapa pos Covid-19, luego de que trabajadores y directivos fueran sometidos a rigurosos exámenes realizados dentro de la instalación, regidos  por el Protocolo de Higiene y Seguridad para el Enfrentamiento al nuevo coronavirus, que cada destino o institución del turismo debe adecuar a sus servicios y particularidades.

El protocolo incluye aspectos vinculados a la capacitación de los trabajadores y la regulación de las actividades conforme a la exigencia del momento.

En dicho destino tuvo lugar la reapertura del turismo internacional en el país, el cual continúa dando pasos similares en otras regiones de la Isla, en busca de la recuperación como sector estratégico de la economía cubana.

Turismo y seguridad en el Caribe

La región del Caribe en la cual se reconoce  a la industria turística cubana en su presentación internacional, se considera entre los sitios en los cuales se aprecia cierta demanda por parte de los viajeros, a pesar de los efectos de la pandemia que mantuvo detenido este sector.

Según trascendió en medios digitales de prensa, la Asociación de Hoteles y Turismo del Caribe pronostica una pronta recuperación de esta rama. El presidente de esa organización Pablo Torres, señaló que no duda que el Caribe superará la crisis actual, a la vez que estima que la región experimentará un retorno de visitantes más rápido que en muchas partes del mundo, debido a la efectividad de los protocolos sanitarios puestos en marcha en la región para combatir la Covid-19.

En el llamado Caribe mexicano también se han aplicado protocolos en interés de ofrecer seguridad sanitaria a los viajeros. Se supo, por ejemplo, que la Asociación de Hoteles de Cancún, Puerto Morelos e Isla Mujeres, acordó la adquisición de test con una cadena de farmacias de la zona hotelera para hacer las pruebas de antígenos para Covid-19 a los huéspedes procedentes de los Estados Unidos.

Según el despacho informativo la fecha establecida es 72 horas antes de que entre en vigor la obligatoriedad de presentar una prueba de PCR negativa, antes de abordar un vuelo hacia la nación estadounidense, el principal mercado emisor hacia esa región turística azteca y hacia la mayoría de los destinos del Caribe.