Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Se inicia nueva carrera turística cubana

Mantiene atributos como destino de paz, salud y seguridad. Aplicará protocolos sanitarios, con requerimientos epidemiológicos internacionales y del país

Una nueva carrera de la industria turística cubana se iniciará a mediados de este mes cuando comiencen a llegar desde Rusia los primeros visitantes internacionales al país luego de la pandemia que padece el mundo.   

Este anuncio, realizado por Juan Carlos García Granda, titular cubano del sector, hace pensar en la preferencia conquistada por la Isla en ese mercado, que ha registrado significativos promedios de crecimiento en los últimos años a partir de acciones que estimulan el acercamiento a este, considerado emergente, luego de las bajas en algunos registros de los emisores tradicionales de naciones europeas.

El referido intercambio se favorece ahora al ser incluida Cuba en la lista rusa de países seguros para viajar, lo cual crea condiciones para el buen posicionamiento, según afirmara García Granda. También ha informado de las solicitudes recibidas de aerolíneas para realizar vuelos a los cayos, en la segunda quincena de agosto.

Según lo previsto, serían rutas con frecuencia semanal tanto a Cayo Coco como a Cayo Santa María. Al respecto, el Ministro aseguró que esta certeza “permitiría reactivar, probar nuestros protocolos con un número adecuado de clientes y creemos que existen posibilidades reales”.

En estos momentos Rusia se ubica en las primeras posiciones entre los mercados emisores, al llegar a la cifra de 178 000 arribos a la Isla, en 2019, un record en este indicador que elevó a 30 % el incremento, en comparación con el año anterior.

Se conoce que los viajeros rusos llegan a casi todos los destinos turísticos del archipiélago cubano, incluidos La Habana y Varadero, así como los cayos al norte de las provincias de Villa Clara y Ciego de Ávila y las provincias de Camagüey y Holguín, al oriente del país.

En las proyecciones para la reapertura turística cubana se esperaban a los viajeros de Canadá, mercado estrella para la Isla por su permanencia en la primera posición de los emisores durante años y por el significativo número de viajeros, que han llegado al millón en un año.

Existía incluso la ilusión de que fuera el primer país desde donde llegara un avión con turistas a Cuba en esta etapa de recuperación de la Covid-19, confirmó el Titular cubano del ramo.

Subrayó que los canadienses también visitan los cayos y había vuelos planificados, pero el Gobierno de esa nación extendió hasta el 31 de agosto la restricción de viajes hacia el exterior.

En opinión del Ministro, ahora la posibilidad de vuelos desde Canadá será para septiembre,  ya han llegado solicitudes. Aunque se ha dicho que las entidades aseguradoras no se pronuncian en torno a los nuevos viajes y no están dando seguros por la Covid-19 a los clientes, lo cual desestimula los viajes turísticos.

Entre los aspectos que pueden influir de manera desfavorable la arrancada del turismo está también el hecho de que no se estimulan los vuelos internacionales en países emisores, además del temor de los viajeros.

No obstante, el sector turístico de la Isla ha trabajado fuertemente con las naciones de la comunidad económica europea y se espera que Cuba sea incluida en la lista de destinos seguros, a donde se recomiende viajar, “porque cumplimos todos los requisitos, realmente tenemos condiciones”, puntualizó el Ministro.

Las condiciones están creadas

Al margen de las circunstancias internacionales, en junio último se anunció que desde el primer día del segundo semestre de 2020, Cuba se abría al turismo internacional; una decisión consecuente que armoniza con los exitosos resultados del país en el enfrentamiento a la pandemia.

Desde entonces, en el ámbito turístico mundial se conoce de esta posibilidad, un tanto exclusiva y con garantías de seguridad, por eso en su reciente comparecencia en la televisión Juan Carlos García Granda confirmó que,  pese a la complejidad del nuevo escenario en que se desarrolla el turismo, “estamos en mejores condiciones para enfrentarlo y ganar alternativas”.

Destacó el prestigio ganado por Cuba en el combate a la Covid-19, como un ejemplo de la seguridad sanitaria, la cual, dijo, “constituirá un valor que se suma a las bondades que los visitantes encuentran en nuestro país y nos permite seguir promoviendo a Cuba como un destino turístico de paz, salud y seguridad”.    

Igualmente, reiteró la disposición del sector de reanudar las operaciones del turismo en Cayo Coco, Cayo Santa María, Cayo Cruz y Cayo Largo del Sur; sitios con aeropuertos propios ya certificados, al igual que las instalaciones hoteleras.

Acerca de los protocolos higiénico-sanitarios recordó el Ministro que en esta etapa a los turistas internacionales se les realizará la prueba de PCR, de forma gratuita, por si llegara un cliente enfermo, evitar el contagio.

Asimismo, los trabajadores tendrán la debida certificación sanitaria y se garantiza que en cada hotel preste servicios un equipo integrado por médico, enfermero y epidemiólogo.