Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

¿Por qué hay tantas miradas fijas en el balneario de Varadero?

Prosigue proceso inversionista y avanza proyecto del bulevar en el centro histórico. Reconocimientos y premios medioambientales para la playa azul

Tantas miradas fijas en Varadero, desde siempre, han sido tal vez la génesis de una alquimia mantenida en este balneario, aún en  tiempos de pandemia, cuando se espera que el principal destino de sol y playa de Cuba pudiera protagonizar la apertura del nuevo turismo post Covid-19.

Por eso muchos se mantienen a la expectativa y no desvían sus miradas de este paraje encantado, aunque ni las autoridades del país, ni del sector se han pronunciado al respecto. En sus más recientes declaraciones, el ministro del ramo Juan Carlos García Granda, se refirió a la labor realizada durante estos meses, cuando el sector ha desarrollado una intensa actividad inversionista y de mantenimiento y mejoramiento en los hoteles y entidades extrahoteleras, lo que constituye  garantía para la calidad de los servicios, una vez que se decida reiniciar la actividad turística en el país.

Este empeño, dijo, tiene el propósito de alistar las fuerzas y recursos de esta industria para garantizar las ofertas de Cuba como destino seguro y atractivo, donde prime también el cumplimiento estricto y responsable de las medidas higiénico-sanitarias que han llegado para quedarse en el actual escenario.

No obstante, desde Varadero se dan señales halagüeñas como las informaciones recientes que confirman la continuidad del programa inversionista que mejorará las venideras ofertas para el disfrute en esa península.

Sobresale entre las obras la ejecución del bulevar de la localidad, cuyo diseño atípico refleja novedosos esquemas muy diferentes a sus similares en el mundo. Según reporte de ACN, ocupa unas siete hectáreas entre las calles 61 y 64 del conocido Centro Histórico de Varadero.

En opinión de Ibis Fernández Peña, delegada del Ministro de Turismo en ese polo recreativo, la mayoría de los bulevares tienen calles rectas, mientras el de esta ciudad balneario se distingue por una arquitectura matizada por pasajes interiores. También explicó que prestará servicios que serán sorpresas y mostrarán valores de la nación y de la cultura cubana.

Como parte de este proyecto se ejecutan 68 objetos de obra con calidad, subrayó la funcionaria y “esperemos que sea de referencia para el mundo, que los clientes puedan disfrutarlo, tener una grata estancia y estamos seguros de que será un atractivo en el reinicio de la actividad turística”.

Otras inversiones de gran relevancia se realizan en el Centro de Convenciones Plaza América, mediante su restauración capital y en el Retiro Josone, conocido como la joya verde del balneario.

Recientemente, directivos de la Constructora Hicacos, ofrecieron informaciones sobre  labores de la entidad en el Centro de Distribución de Agua Potable, el cual optimizará el abasto hacia las zonas finales de la península y otras obras en los viales.

En cuanto a las instalaciones hoteleras destacaron el trabajo en el llamado Complejo Oasis, donde dos hoteles ya toman cierta altura; estos contarán con 1 098 habitaciones y con su diseño embellecerá la entrada de Varadero. Igualmente, se realizan mejoras en los  hoteles Coral, Paradisus y Mar del Sur y se avanza en otras obras dedicadas a la edición 40 de la Feria Internacional de Turismo, FitCuba.

En ese territorio ha tenido éxito la aplicación de novedosas tecnologías como la denominada  Bim (Building Information Modeling) para modelar estructuras en tres dimensiones en lo cual ya se muestra su evidente eficacia en el diseño de obras para el turismo.

Se ha informado que dicha tecnología dejó un impacto favorable en la construcción del hotel Meliá Internacional Varadero, emblemática instalación, renacida en esa hermosa playa, y cuenta con las más modernas prestaciones tecnológicas y gran variedad de servicios.

Símbolo medioambiental

Por estos tiempos Varadero es un hervidero de personas trabajando, expresó Ibis Fernández Peña. Al respecto afirmó: “lo dejaremos más bonito y no renunciamos al propósito de alcanzar la categoría de mejor playa del mundo”.

Dicha aspiración se dio a conocer el pasado año cuando Varadero fue seleccionado como la segunda Mejor Playa del Mundo, según los premios Travellers Choice 2019, organizados por la web de viajes Trip Advisor. 

Un gran respaldo a la labor medioambiental ha sido el reconocimiento recibido por los hoteles Meliá Las Américas y Royalton Hicacos Resort & Spa: el Premio Nacional de Medio Ambiente (PNMA), exigente lauro entregado este 5 de junio, Día Mundial del Medio Ambiente.

Ambas instalaciones asumen correcta proyección ambiental, orientada a la sostenibilidad de la actividad turística, mediante el programa de gestión basado en  el uso racional y sostenible del agua y, en sentido general, en la aplicación de buenas prácticas energéticas.

El Iberostar Varadero también se destaca por ostentar el Premio Iberoamericano de Calidad, recibido en febrero de este año. Asimismo, otras instalaciones de la Playa Azul sobresalen por su desempeño como el hotel Sol Palmeras, merecedor del Reconocimiento Ambiental Territorial, lo que lo pone en condiciones de optar por la categoría superior.

Asimismo, el hotel Meliá Internacional Varadero recibió la certificación emitida por la consultora especializada Breeam International, que otorgó la  categoría de Construcción Sostenible, que evalúa la gestión, innovación, emisiones contaminantes, gastos energéticos y de agua, usos del espacio y la ecología.

Una contribución relevante lo constituyen el vertimiento de arena en la playa de Varadero iniciado el año anterior, que prosigue su avance ahora en la segunda etapa,  lo cual repercute en la aspiración del balneario de alcanzar la declaratoria de Playa Ambiental. Dicha labor se corresponde con el programa nacional de recuperación de las playas, vinculado con la Tarea Vida, Plan de Estado para el Enfrentamiento al Cambio Climático.

Con más de 21 000 habitaciones en 52 hoteles, Varadero se distingue por su belleza sin igual y por su longitud de 23 kilómetros de playas con un ancho promedio de 22 metros de la franja de arena, altura media de la duna de un metro y franja para de baño de unos 30 metros.