Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Continuar con el empeño de la restauración

Se aproxima el aniversario 505 de la fundación de la villa de San Juan de los Remedios

Muy pronto la ciudad patrimonial de San Juan de Los Remedios cumplirá 505 años de fundada y, seguramente, estará más animado el ambiente tranquilo del Centro Histórico tras el ajetreo parrandero y cuando los turistas de paso aún podían apreciar huellas de las fiestas populares.

Como sitio fundacional, cada 24 de diciembre se celebra la tradición nacida en esta localidad y expandida por el norte de la región central de Cuba, que perdura hasta estos tiempos y honrada por la  Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco)  con la condición de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, desde 2018.

Por la valiosa trayectoria el centro histórico urbano de esta localidad fue declarado Monumento Nacional el 7 de marzo de 1980. Este municipio perteneciente a la provincia de Villa Clara, tiene una extensión superficial de 559,6 kilómetros cuadrados y una población de 16 500 habitantes.

Ha transcurrido ya un lustro desde la celebración del medio milenio, en cuya ceremonia el Historiador de La Habana, Eusebio Leal Spengler,  exhortó a mantener encendido el esfuerzo y a continuar con el empeño de la restauración. Entonces precisó Leal: “apoyemos la labor de quienes han luchado por preservar el patrimonio cultural”.

A partir de esa etapa la localidad entró con mayor fuerza en el turismo, mediante el cual se impulsaron obras de reconstrucción para el rescate de inmuebles patrimoniales integrados a la infraestructura del  sector y de esa manera incrementar las posibilidades para atender mejor a los viajeros nacionales y de otros países, atraídos por la historia y arquitectura tan preservada, a pesar del transcurso del tiempo.

Como es habitual, el nuevo aniversario deberá festejarse el venidero 24 de junio durante la celebración del San Juan remediano, festividad cuyo origen data del siglo XVIII, en honor al santo patrón de la Villa, según se explicó en el diario Juventud Rebelde hace un año a propósito del 504 aniversario de esta ciudad “erguida como siempre desde aquel día de 1515, en que Vasco Porcallo de Figueroa llegó para levantar un pueblo, arraigado desde entonces a su rica y vasta historia”.

También narró detalles de esa “jornada palpitante y de remembranzas por aquel acontecimiento memorable” y aclaró que hasta “ahora no se ha podido descifrar el día y mes exactos de su nacimiento, mientras aún perduran dudas sobre el año: si fue en 1515 o un poco más acá o un poco más allá”.

Pero Remedios se reconoce como la octava villa fundada en Cuba  y  su entorno lo  confirma con hermosas estampas coloniales demostrativas del tiempo pasado, entre sus calles antiguas y casas originarias que acogen a una población culta y amistosa con verdadero arraigo a sus raíces. 

Bienvenida al turismo

Los viajeros internacionales siempre han visitado esta villa encantada, casi de forma espontánea y han visto cómo poco a poco se han creado condiciones para ampliar y mejorar la red de servicios que puede acoger a quienes desean hacer estancias o recorridos efímeros, sobre todo los provenientes de los cayos turísticos, al nordeste del vecino pueblo de Caibarién.

Como parte del desarrollo de la hotelería en las villas patrimoniales se logró el aumento de capacidades de hospedaje en Remedios; las más recientes surgieron en 2018, para la Feria Internacional de Turismo de ese año con sede en Villa Clara, tras la apertura de los hoteles Leyenda y Casa Bauzá.

Desde ese momento están disponibles 110 habitaciones, en seis instalaciones para hospedajes pertenecientes al Grupo Cubanacán, gestionadas mediante la  marca de Hoteles E: Mascotte, Barcelona, Camino del Príncipe, El Real, Casa Bauzá y Las Leyendas. En el municipio, además, prestan servicios de hospedajes más de 90 casas particulares.

También el sector del turismo trabajó en la red extrahotelera para rescatar instalaciones emblemáticas distintivas de los servicios de la localidad como la cafetería El Louvre, la taberna Siete Juanes, el sport bar El Golazo y la cremería Doña Lala. Asimismo, Cubanacán participa en la administración del restaurante El Curujey, especializado en la comida criolla y con capacidad para 120 comensales, según detalles de la prensa digital.

Por su ubicación en el corredor turístico en la ruta hacia los cayos la Octava Villa se convierte en lugar especialmente atractivo para los viajeros foráneos. Ese aspecto también fue destacado por Eusebio Leal, en los festejos por el medio milenio, cuando expresó que “por ello es más importante que nunca que San Juan de los Remedios juegue el papel que le corresponde en estos tiempos”.