Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Iberostar mantiene expansión turística en la Isla

Hoteles de ciudad y de sol y playa distinguen el producto de esta compañía española

Con el ímpetu de los emprendedores cautivados por esta Isla ha proseguido la expansión de la compañía Iberostar Hoteles & Resorts, establecida en Cuba, en 1993, para asumir la gestión de tres hoteles, pero muy pronto eligió la expansión por distintas zonas turísticas que ha continuado hasta estos tiempos cuando ya se encarga de más una veintena de instalaciones.

Así ha adquirido hoteles en La Habana, Varadero, Trinidad, cayos al norte de Villa Clara, Jardines del Rey (Ciego de Ávila), Holguín y Santiago de Cuba. En la capital ha asumido, incluso, la administración y comercialización de nuevas instalaciones de lujo como el Iberostar Grand Packard y desde hace unos años el hotel Parque Central, muy reconocido actualmente en el ámbito internacional de este sector; aquí también ha sumado a su planta hotelera el emblemático Habana Riviera, en el cual realiza un proceso inversionista de transformación y modernización.

En encuentro reciente con la prensa, Alexei Torres Velázquez, director de marketing de la División de Iberostar en Cuba, destacó la variedad del producto que gestiona esta entidad, que cuenta con varias instalaciones muy bien posicionadas en el segmento de familia, en especial en el mercado nacional, por los servicios de atención a los niños y por contar con parques acuáticos.

Otros aspectos destacados en Iberostar, según el directivo, son los servicios de gastronomía ya que tanto en sus hoteles urbanos como de sol y playa funcionan entre cuatro y cinco restaurantes con especialidades  cubanas e internacionales. Al respecto afirmó que el interés de Iberostar es lograr que el cliente disfrute de toda la gastronomía, subrayó.

Según se explicó, además de la expansión hotelera, esta compañía participa en otras áreas de desempeño tras la creación de la primera empresa comercializadora extranjera, la Sociedad Logística Hotelera del Caribe S.A. que permite garantizar las demandas de sus instalaciones en el país, por eso en las promociones se asegura que la historia de Iberostar en Cuba es sembrar y recoger juntos y “continuaremos escribiendo esa historia”, señala un audiovisual corporativo.

Alejandro Barrios, director general del Iberostar Grand Packard, al hablar a la prensa sobre la novedosa instalación aseguró que se trata de un hotel “que ha nacido para hacer cosas muy importantes en el destino de La Habana,  de Cuba, el Caribe y en el mundo”.

Habló del concepto arquitectónico innovador que combina lo clásico en las cinco primeras plantas y a partir de la sexta está construido sobre una estructura metálica con una técnica de construcción en voladizo.

Interiormente, el hotel tiene una serie de facilidades y comodidades del más alto nivel internacional de lo cual “nos sentimos muy orgullosos y agradecemos a Gaviota que haya contado con el Grupo Iberostar para gestionar este inmueble tan imponente y maravilloso”, aseveró.

Particularmente  destacó el área para eventos con salones de convenciones donde ya se han celebrado algunos de gran trascendencia a nivel estatal e internacional, como la cumbre de España y Cuba, con el encuentro entre los presidentes de ambas naciones, “fue un momento importante por la apuesta que tiene España con el desarrollo de este país”, afirmó.

Con 321 habitaciones ubicadas desde la segunda planta hasta la décima esta edificación sobresale en el entorno del Paseo del Prado en La Habana Vieja. También destaca por la variedad de la gastronomía con seis restaurantes, cada uno dedicado a una temática diferente. Según Barrios, la sexta planta es el punto más reconocido, el lugar a donde todos quieren ir por las vistas hermosas que se disfrutan frente a la entrada de la bahía habanera.

Tres joyas hoteleras en Santiago de Cuba

En su reciente llegada a la más caribeña de las ciudades cubanas, Iberostar asumió la administración y comercialización de tres instalaciones emblemáticas, joyas de la arquitectura en Santiago de Cuba: Casa Granda, Imperial y San Félix.

En opinión de Dairon Sánchez Árias, jefe de ventas del Complejo Hotelero, lo que distingue a estas instalaciones es su favorecedora ubicación, además de estar unidas por la historia de su arquitecto, el eminente Carlos Segrera, destacado en la primera mitad del siglo XX, cuya obra incluye las edificaciones más importantes de la ciudad. Aseguró que su estilo se  aprecia, por ejemplo, en la uniformidad de  sus fachadas y en la línea ecléctica.

Este complejo hotelero cuenta con 58 habitaciones en el hotel Casa Granda, 39 en el Imperial y otros 42 cuartos en el San Félix, todos ubicados en el Centro Histórico santiaguero.

Por su imagen atrayente y su desempeño sobresale el Casa Grande, que se ha mantenido funcionando ininterrumpidamente, desde 1914, “nunca ha cerrado sus puertas”, precisó Sánchez.

En 2017 se firmaron contratos de administración y comercialización de Iberostar para los tres hoteles, lo cual en opinión del funcionario, aporta novedoso know how hotelero y la posibilidad de participar en la red comercial de la compañía, aspecto que constituye un gran beneficio para el producto, ahora mejor enfocado hacia el alojamiento y la restauración con elevados niveles de calidad.

Acerca de la calidad, Sánchez explicó que en ese aspecto se conjugan armoniosamente los estándares del Grupo Cubanacán, al que pertenecen las instalaciones que están expuestos en la norma cubana 127 y el modo de operar de Iberostar, muy preciso en el diseño y confort de las habitaciones, en el menú básico de almuerzos y comidas, en restaurantes a la carta y en mesas bufé, a partir de la variedad de las ofertas y la profesionalidad de los trabajadores.

“En estos tres hoteles, señaló Sánchez, labora un personal muy reconocido y  galardonado dentro de sus actividades y en especial, en gastronómica y de cantina”.