Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Exclusividad y altos estándares

El Grupo Turístico Gaviota S.A. incrementa capacidades de hospedaje. Anuncia apertura de nuevas zonas turísticas al norte del país

La próxima apertura del hotel Paseo del Prado, ubicado en una esquina privilegiada de la capital cubana, frente al Malecón y al Faro del Morro, sellará el objetivo del Grupo de Turismo Gaviota de continuar su desarrollo en La Habana, con hoteles de gran lujo.

Con 250 habitaciones, será gestionado por la cadena francesa ACCOR y se prevé que entre en funcionamiento a finales de este año, según explicó en conferencia de prensa Rubén Herrera Serra, vicepresidente de Operaciones del Grupo de Turismo Gaviota S.A.

En la misma avenida Paseo José Martí (Prado) esta entidad es propietaria de otros dos hoteles de lujo: el Gran Hotel Manzana Kempinski y el Grand Iberostar Packard, “dando continuidad a la experiencia de considerar para cada proyecto los más avanzados estándares, requerimientos y tendencias actuales”, precisó el directivo.

En su opinión existe un futuro promisorio para el turismo de eventos, congresos e incentivos en la capital,  una certeza que también constituye una apuesta para Gaviota por tratarse de una modalidad en la que ya existe alguna experiencia y es posible alcanzar niveles superiores.

Aunque, al parecer el meritorio concepto de altos estándares se aplicará también en los productos de sol y playa. Sobre ese particular, Herrera Serra anunció que “está previsto en el último trimestre del año en curso la apertura en Cayo Guillermo, del primer hotel de Cuba exclusivo para la comunidad LGBT, con 250 habitaciones, que será gestionado por la compañía Muthu Hotels.

Igualmente, se terminará otra instalación de similar estándar de calidad, con 245 habitaciones en las inmediaciones de la famosa Playa Pilar, en Cayo Guillermo, al norte de Ciego de Ávila, que se sumará a la oferta de hotelería de lujo.     

El Director de Operaciones anunció la entrada en explotación de “un magnífico hotel de 546 habitaciones, en Cayo Cruz, al norte de Camagüey y de otra instalación más pequeña, de 60 cuartos, en esa nueva zona turística”, en la cual, dijo, “estaremos abriendo al mundo la entrada a un verdadero paraíso en una de las playas más hermosas y extensas del país”.       

La labor emprendida en 2019 ha estado enfocada, igualmente, en el mejoramiento de los hospedajes que lo requerían para solucionar los problemas que puedan afectar las operaciones, aseguró el directivo.

Fundado en 1988, el Grupo de Turismo Gaviota S.A. cuenta con 33 020 habitaciones en 95 hoteles, de los cuales más del 90 % funcionan mediante contratos de administración y comercialización con prestigiosas compañías extranjeras, entre las que se destacan Meliá Hotels International, Iberostar y H10, establecidas mayoritariamente en la modalidad de sol y playa.

Crecimiento inversionista

El programa inversionista de Gaviota incluye la red extrahotelera que ya cuenta con un hermoso delfinario nuevo en la bahía de aguas tranquilas de Cayo Guillermo, donde se inauguró la alegórica plaza turística Hemingway.

También ha creado la marca de restaurantes Tradiciones, de comida cubana, “mediante elaboraciones de los más prominentes chef de Gaviota en todos los destinos turísticos, en una simbiosis de herencia y contemporaneidad”, explicó Rubén Herrera.

Acerca del crecimiento sistemático de las capacidades de hospedajes, destacó la puesta en explotación el año anterior de unos 2 500 cuartos en las regiones turísticas de La Habana, cayos al norte de Villa Clara y Ciego de Ávila y en Holguín.

La infraestructura hotelera de esta compañía líder en el país se concentra en La Habana, donde dispone de unas 7 000 habitaciones y prosiguen los programas de desarrollo, incluidos los pequeños inmuebles patrimoniales que llevan la marca Habaguanex, que este año incorporó al hotel Cueto, en la Plaza Vieja del Centro Histórico.

En esa misma zona se realizan otras inversiones en edificios que fueron hoteles simbólicos y que son reconstruidos, “la mayoría con la misma estructura y alguna intervención moderna adicional”, precisó el Director de Operaciones.

Al referirse a las previsiones de Gaviota en la capital destacó la posibilidad de llegar hasta 8 000 habitaciones, entre los años 2024 y 2025. Destacó los trabajos que ya se realizan en la construcción de las torres para el hotel de la calle Primera, en la zona de El Vedado y otro en la calle 70, en el municipio de Playa “que van a estar listos en unos tres años”, afirmó.

También destacó el potencial de Varadero, el principal polo turístico de la Mayor de las Antillas, con más de 13 000 habitaciones y todavía realiza inversiones en alrededor de 3 000 nuevos cuartos de hospedajes.

En Cayo Santa María, donde Gaviota tiene presencia exclusiva, está en terminación un nuevo hotel, pero el desarrollo continuará hasta las 14 000 habitaciones e igual número en los cayos de Jardines del Rey, donde ya tiene más de 7 000 capacidades de hospedaje.

Desde esos cayos avileños, al norte de la Isla se construyó un viaducto (pedraplén) de cerca de 100 kilómetros, que los une con cayo Paredón Grande y de ahí llega a los cayos al norte de Camagüey, como Cayo Cruz, donde se está terminando el primer hotel de 624 habitaciones y se construyen dos más, uno con 300 habitaciones y otro de 120 cuartos.

En Cayo Paredón, un lugar poco explotado, se ejecutan tres hoteles, el primero de más de  500 habitaciones que estará listo a principios del año que viene, subrayó el Directivo de Gaviota. En esa zona al norte de la provincia de Camagüey se prevé llegar a unas 14 000 habitaciones.

Opinó Herrera que en la franja costera al norte de la provincia de Holguín, Gaviota tiene un polo consolidado, Serra, donde ya dispone de 6 000 capacidades hoteleras y ahora extenderá su crecimiento hacia la península de Ramón de Antilla, que se convertirá en un novedoso polo turístico cuyo potencial es de unas 10 000 habitaciones y donde se construye la primera instalación que se prevé terminar el próximo año, anunció.

Una oferta exclusiva en la modalidad de buceo la ofrece Gaviota en la provincia de Pinar del Río, para cuyo disfrute ofrece alojamientos en una villa con 100 cuartos.

En Santiago de Cuba solo tiene presencia con una villa turística chica y en Baracoa, la ciudad primada de Cuba, gestiona varios hoteles pequeños y otros emblemáticos, con lo cual se completa el desarrollo actual y futuro de Gaviota, extendida por todo el territorio nacional.