Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

La Habana abre sus puertas y ventanas

Jornadas de negociación, encuentros con turoperadores y presentaciones de nuevos productos se destacan en el programa de Fitcuba 2019

Hoy mi Habana viste lo mejor y más coqueta que una flor abre sus puertas y ventanas, afirma una canción, en señal de bienvenida a quienes visitan esta ciudad antigua y contemporánea que vibra con el quehacer de sus habitantes, cuando se acerca el aniversario 500 de su fundación.   

Por estos días se engalana especialmente con motivo de la Feria Internacional de Turismo, Fitcuba 2019, para mostrar a los asistentes el valioso patrimonio y la magia de esta urbe, a la cual arriba casi la mitad de los viajeros recibidos anualmente en el país, cifra cercana a cinco millones.

Ciertamente, este año se ha desplegado un proceso de trabajo intenso con numerosas obras turísticas inspiradas en el próximo aniversario de la ciudad, a la cual se le dedican las jornadas de esta cita comercial especializada, así como a la modalidad de eventos e incentivos y a España, país invitado de honor.

Según el programa, el 7 de mayo es la inauguración oficial de FitCuba, en áreas de la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña y comienzan las negociaciones. Esa noche tendrá lugar una actividad especial dedicada a la nación ibérica.

Al siguiente día se realizarán las presentaciones de novedosos productos turísticos y programas recreativos ofrecidos en distintos sitios del país, así como un encuentro especial con los turoperadores europeos; para el 9 de mayo se prevé otro intercambio similar con las agencias canadienses.

La clausura y el anuncio de la cita del próximo año está señalados para la noche del 10 de mayo y el día 11 el Complejo Morro-Cabaña abrirá sus puertas al gran público interesado en conocer el desarrollo de este sector en el archipiélago cubano.

Acerca de los aportes de esta cita, según precisa la convocatoria, esta bolsa comercial ha logrado posicionarse como el principal evento de carácter profesional de la industria turística cubana, a la cual concurren especialistas, directivos y empresas turísticas con presencia en Cuba, así como otras directamente vinculadas con la dinámica de esta esfera.

También señala cómo estas citas han facilitado la adopción de nuevas estrategias, políticas y acciones en el mercado turístico, la familiarización con destinos y productos cubanos y el conocimiento sobre el turismo en el país invitado.

Desde 2012, estas ferias se han celebrado en los destinos turísticos que se desea potenciar. Ese mismo año tuvo como sede a Cayo Santa María, en la provincia de Villa Clara; luego sesionó en Varadero y en los años sucesivos se realizó en  La Habana, en los cayos Coco y Guillermo, Jardines del Rey y en 2016 volvió a la capital cubana cuando esta fue declarada Ciudad Maravilla.

La edición 37 se celebró en la zona turística al norte de la provincia de Holguín y en 2018, “por ser una región generosamente beneficiada por la naturaleza y la belleza de sus playas”, se retomaron los cayos del norte de Villa Clara, en la versión 38 de Fitcuba.

La Habana y su aniversario 500

El aniversario 500 de La Habana constituye una oportunidad para relanzar a la capital como un destino turístico renovado y actualizado a partir de las nuevas inversiones que “tributan al desarrollo de la ciudad y en el caso de La Habana se tributa directamente al pueblo, pero también se amplía la oferta turística en este destino tan importante”, señaló Manuel Marrero Cruz, ministro cubano de Turismo, en entrevista reciente a este semanario.

En esa ocasión también confirmó que en 2019 se incorporan unas 1 000 habitaciones nuevas a la capital, entre estas se incluirá la apertura del hotel de Prado y Malecón, con 259 habitaciones; el Gran Hotel, con 120 y Palacio de Cueto, con 58 cuartos.

Según los proyectos entrarán en explotación unas 12 nuevas instalaciones de alojamiento, en su mayoría pequeños y medianos hospedajes, en casas con valores patrimoniales, que se convierten en hoteles de estándar medio alto.

En su red hotelera La Habana pone a disposición de los mercados emisores unas 12 000 capacidades de hospedaje, pero aumentarán sobre todo las instalaciones con elevados  estándares de calidad, ya que actualmente la mitad tienen categoría de cuatro y tres estrellas. Según Marrero las inversiones incorporan ahora instalaciones muy competitivas como los lujosos Gran Hotel Manzana Kempinski y el Iberostar Packard, ambos de reciente apertura.

En este cambio de imagen que beneficia la recuperación del patrimonio capitalino, se incluye la red extrahotelera, en la cual se renuevan los productos del Grupo Empresarial Cubasol, perteneciente al Ministerio de Turismo.

Destino Cuba

En distintos parajes del archipiélago cubano prestan servicios casi 70 000 habitaciones en hoteles con estándares internacionales, pero esta cifra aumentará ya que, según los proyectos de expansión, se terminarán cada año unas 5 000 capacidades de hospedaje y para el año 2030 se espera que el país tenga unas 100 000 más, además de las ofertas del sector no estatal que añade 23 000 habitaciones.

Mediante contratos de administración y comercialización hotelera en el país participan prestigiosas compañías internacionales; se trata de 21 gerencias extranjeras, con más de 45 000 habitaciones, que representan el 64 % de tales capacidades, en este aspecto se incluyen unas 5 000 habitaciones, en 27 empresas mixtas.

Para este año el Mintur se planteó el desafío de alcanzar cinco millones de visitantes internacionales y, según se dio a conocer en reunión reciente del Parlamento cubano, hasta el 18 de abril último se habían recibido 1 760  000 viajeros foráneos, lo que representó alrededor del 6 % de crecimiento, en comparación con igual etapa de 2018.