Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Puentes de acercamiento entre naciones

En 2017 se construirán más de 4 000 habitaciones. Avances  en contratos de gestión hotelera con financiamientos 

La llamada industria de la hospitalidad en Cuba acoge con agrado cada año un creciente número de visitantes internacionales, unos 4,2 millones en 2017, según las previsiones del Ministerio de Turismo (Mintur).

También los programas inversionistas y de gestión hotelera en esta rama favorecen la participación de prestigiosas compañías de varios países. De tal manera se han hecho muy conocidas en este destino algunas marcas emblemáticas como Meliá Hotels International, Iberostar, Blue Diamond, Accor, Barceló y Roc Hoteles, entre otras que operan instalaciones en distintas zonas turísticas del territorio nacional.

Aunque estos vínculos son habituales en los países receptores de vacacionistas, en esta Isla del Caribe se valoran, especialmente, como puentes para el acercamiento e intercambio entre las naciones, en favor del desarrollo del país y de este sector, de grandes perspectivas a nivel mundial y considerado estratégico en el avance económico cubano.

Por ello se señala la conveniencia de mantener al turismo en la avanzada de las inversiones extranjeras en el país, a partir de una cartera de oportunidades con 110 nuevos proyectos turísticos, que están siendo demandados por los inversionistas, según declaraciones recientes de José Reinaldo Daniel Alonso, director general de desarrollo e inversiones del Mintur.

Pero ahora, con la experiencia adquirida y el posicionamiento de la Isla entre los sitios de mayor demanda en la región, se ofrecen otras garantías en cuanto a la calidad y eficacia de los procesos inversionistas para asegurar que se cumplan los estándares previstos, así como los plazos y presupuestos, precisó el funcionario del ramo.

Como el pilar más importante para la realización de las tareas del sector definió a las inversiones y el desarrollo, acciones dirigidas al aseguramiento de los planes a corto, mediano y largo plazos. Refirió la posibilidad de hacer procesos inversionistas que realmente permitan cumplir con los posteriores programas del ramo.

Asimismo, entre las propuestas para estimular la entrada de capital foráneo se destaca ahora la introducción de la nueva modalidad de contratos de administración con financiamiento, mediante la cual importantes compañías  hoteleras se comprometan con el aporte necesario para remodelar la instalación, antes de iniciar su gestión.

En ese aspecto, el director de desarrollo e inversiones destacó el contrato establecido con la cadena española Iberostar para asumir las operaciones del hotel Habana Riviera, en la capital. Igualmente confirmó la rúbrica de otros acuerdos ya aprobados que incluyen montos importantes de financiamiento. En su opinión, “es algo que tiene mucho interés y debemos darle seguimiento”.

Otra variante incluida en la cartera de negocios del turismo son los contratos de administración de servicios en marinas, valorado como un complemento importante para la operación hotelera en toda la Isla, aseguró el funcionario del Mintur. 

Las propuestas para las inversiones extranjeras en esta esfera abarcan el sector inmobiliario, en el cual se reportan avances tras la creación de dos empresas mixtas: Carbonera, en la  provincia de Matanzas y Bello Monte, en la capital del país; mientras otras se encuentran en la etapa de trámites.

En el despliegue de los programas de expansión turística se atiende la nueva premisa de la Organización de Naciones Unidas (ONU), al declarar 2017 como el Año internacional del turismo sostenible para el desarrollo, considerada un reto hacia cuyo cumplimiento se enfocan los planes de la industria cubana del ocio, en interés de lograr que los diversos destinos turísticos del país sean exponentes de visitas sustentable y sostenible.

Perspectivas 

Las atracciones del archipiélago cubano, sus riquezas naturales y valores patrimoniales, históricos y culturales han sido reconocidos como fuente de desarrollo para la industria de la recreación y se aprecian como una perspectiva alcanzable en los nuevos programas de crecimiento mediante los cuales se da continuidad a los realizados durante casi tres décadas.

Según lo previsto en el desarrollo turístico se mantienen en la prioridad las vertientes hotelera y extrahotelera; esta última recibirá un fuerte impulso en 2017, según se ha informado. También continuarán las obras para el incremento de las capacidades de hospedajes, con unas 4 020 habitaciones este año. Al cierre de 2016, la planta  habitacional alcanzó 66 547 cuartos.

A mediano plazo, con vista a 2020, se anuncia la construcción de unas 20 000 habitaciones y en los sucesivo, a partir de la valoración del comportamiento de las demandas, se podrán sumar  104 000 habitaciones más para 2030.

Tales proyectos beneficiarán a distintos polos turísticos, entre los que sobresale La Habana, de gran demanda en estos tiempos, donde se ampliarán las capacidades y se mejorará el confort de la planta habitacional en explotación para brindar servicios de calidad a los viajeros internacionales.

De igual manera seguirá el aumento de las capacidades en Varadero, un polo muy consolidado en cuanto a sus resultados turísticos. También crecerán las ofertas hoteleras de Trinidad, Holguín y de la cayería norte de la Isla, donde las inversiones continúan enriqueciendo sus productos turísticos.

Las llamadas habitaciones fuera de orden se incluyen en estos planes para garantizar  su entrada en funcionamiento. Prosigue el proceso de remodelación de instalaciones en servicio, con el objetivo de mejorar los estándares.

Mantiene su vigencia el proceso de extensión de la planta hotelera como una de las prioridades del turismo para cuyo desarrollo se actualiza de forma sistemática la cartera de oportunidades, que facilita la entrada de inversionistas extranjeros a la industria del ocio y la recreación en esta isla caribeña.