Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Gran Caribe moderniza su planta hotelera

El proceso inversionista incluye la apertura de nuevas instalaciones, la reparación de las habitaciones que no prestan servicios y cambios de tecnología

 

Tras el auténtico arte de la hospitalidad, su conocido eslogan, comienza 2016 el Grupo Hotelero Gran Caribe, con la pretensión de hacer más placenteras las estancias de los huéspedes en sus hoteles, una vez concluidos los procesos inversionistas encaminados a elevar el confort de sus 44 instalaciones, con más de 12 000 habitaciones, ubicados en varios polos turísticos del país y en las cuales se preservan 805 obras patrimoniales. 

Recuperar sus historias e incorporarlas al bien común es uno de los objetivos de la entidad, explicó a este semanario Diana Beatriz Olivera, vicepresidenta de Mercadotecnia. Acerca de estos trabajos -que comenzaron desde el año anterior y proseguirán durante 2016- señaló que dicho desarrollo prevé conservar los valores de cada enclave y hacer que las próximas generaciones también puedan conocerlos y disfrutarlos.

Las inversiones, dijo, "incluyen la recuperación de las habitaciones fuera de orden y la reparación capital de muchos de nuestros hoteles, además aperturas de nuevas instalaciones, como el Pullman Cayo Coco, categoría cinco estrellas con 566 habitaciones; y de las 45 cabañas de madera nombradas Blanca Arena, pertenecientes al hotel Paya Blanca, de Cayo Largo del Sur, ambos inaugurados en 2015".

Respecto a este proceso de utilización de nuevas tecnologías mencionó la reciente adquisición de más de 4 000 televisores de pantalla plana ubicados en las instalaciones. Igualmente se han colocado equipos de aire acondicionado más modernos, "que ayudan al confort en los horarios de sueño de los clientes", acotó. Se refirió al propósito de habilitar mayor cantidad de zonas wifi.

Asimismo, continuará la modernización de las instalaciones siguiendo las nuevas tendencias. Por ello la funcionaria aseguró que el año recién finalizado estuvo "bien cargadito" ya que Gran Caribe se concentró en los proyectos de actualización y mejora de las instalaciones, en concordancia con el nuevo escenario internacional y sus demandas, y también con su propia planta hotelera conformada por los hoteles más clásicos y emblemáticos.

Apuntes de 2015

Como resultado del proceso inversionista del año anterior, explicó la Vicepresidenta de Mercadotecnia del Grupo, a principios de 2016 se efectuaría la reapertura del hotel Victoria, en la capital del país, polo reconocido donde se localiza el 24 % de la infraestructura perteneciente a este Grupo Hotelero. La instalación recién reparada comienza sus operaciones mediante contrato de comercialización exclusiva con el turoperador italiano Alpitur.

En tanto, el pasado año abrió sus puertas un nuevo club con el turoperador Veratur, también del mercado italiano en el hotel Las Morlas, de Varadero, el cual culminó un proceso de reparación capital, en sus áreas públicas, en el restaurante bufé, en el lobby y en las habitaciones, además del cambio de mobiliario.  

Refirió la funcionaria que en ese polo turístico, el principal destino de sol y playa del país, donde la entidad concentra el 45 % de la planta habitacional se hicieron reparaciones en la piscina del hotel Tortuga y el restaurante bufé del Arenas Doradas. Además, el Club Barlovento recuperó sus habitaciones y el salón de bufé.

En su opinión, mediante ese proceso el Grupo está en mejores condiciones para asumir la temporada alta del turismo que ya transcurre, gracias al trabajo de renovación que no ha concluido, se mantendrá durante 2016, "para subir estándares a nuestras instalaciones y ponerlas a disposición de sus clientes", precisó. 

Recordó que 2015 fue un año de celebraciones, ya que se festejó el aniversario 140 del hotel Inglaterra, el 85 del Hotel Nacional de Cuba y el 85 del Kawama, uno de los primeros construidos en Varadero. Hubo otros, como el 48 de la apertura del Jagua, en Cienfuegos, establecimiento insignia de esa rama en la Perla del Sur, donde es casi mayoritaria la hotelería con la reconocida marca de Gran Caribe.

Buenas credenciales

La labor realizada el año anterior dejó resultados contundentes en aspectos comerciales y económicos, según reconoció Diana Olivera. Confirmó el 10 % de crecimiento de las estancias en las instalaciones de esa cadena hotelera.

Destacó, entre los éxitos, el 16 % de crecimiento del mercado nacional, para el cual dijo "trabajamos con mucho cariño" y ya representa el segundo mercado emisor del Grupo con presencia destacada en Varadero, los cayos y también en La Habana.

Según sus palabras contribuyen al mejor desempeño de la entidad las 10 gerencias extranjeras que trabajan de conjunto con Gran Caribe, en 22 hoteles y complejos que operan bajo contratos de administración y comercialización con Meliá Hotels International, Iberostar, NH, ACCOR, Barceló, Blue Diamond, roc hoteles, BelleVue, Sercotel y BE LIVE hotels.