Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Angola, logros en tiempos de paz

Los adelantos económicos y sociales producidos en Angola han sido admirables, las ciudades han sido remozadas, las construcciones de edificios de viviendas y hoteles proliferan por doquier, a la par que surgieron industrias y se mejoran las infraestructuras

Hace 40 años, cuando el 11 de noviembre de 1975 el presidente Agostinho Neto proclamaba en Luanda la independencia y el nacimiento de la República de Angola, la situación en el país era sumamente seria pues tropas sudafricanas invadían por el sur, apoyados con fuerzas de la Unita, y por el norte, entraban elementos del ejército zairenses junto a mercenarios y miembros del Frente Nacional para la Liberación de Angola (FNLA). La capital y el flamante gobierno del Movimiento Para la Liberación de Angola (MPLA) estaban peligrosamente amenazados.

A solicitud del presidente Neto, un contingente de combatientes internacionalistas cubanos ayudaron a las Fuerzas Armadas para la Liberación de Angola (Fapla) a preservar la independencia y derrotar a los enemigos.

Pero los grupos del FNLA, la Unita y los racistas sudafricanos no desistieron de luchar para implantar sus propios intereses políticos y económicos, y así se extendió la guerra a todo el territorio nacional.

Esa confrontación tuvo dos etapas, una de 1975 a 1992, año en que se realizaron las primeras elecciones multipartidistas en la que José Eduardo dos Santos, en representación del MPLA, obtuvo la victoria. La Unita, encabezada por Jonas Savimbi, no aceptó la decisión en las urnas y se inicia la segunda fase de la guerra hasta su muerte en abril de 2002.

A partir de entonces los adelantos económicos y sociales producidos en Angola han sido admirables.

El Producto Interno Bruto (PIB) se convirtió en el más fuerte de África, que llegó en algunos años hasta el 10 %, pero debido a la baja en los precios del petróleo (su principal ingreso) en 2014 descendió a 3,9 % y en 2015 se estima en 3,5 %.

No obstante, la producción de crudo alcanza 1 500 000 barriles diarios y para 2016 se espera producir 2 000 000 de barriles.

La tasa de inflación no superará el 8 % y el control de cambio de la moneda nacional se ha mantenido estable.

El último Censo General de Población, realizado en 2013, el primero después de la independencia, arrojó que existían en el país 24 300 000 habitantes de quienes el 52 % es del sexo femenino

Los 13 años transcurridos después de alcanzada la paz han llevado nuevas imágenes a lo largo de toda la geografía.

El índice de pobreza extrema que era de 68 % de la población en el 2000, bajo al 36 %.

Los programas de atención primaria de salud se desarrollan en todas las localidades. Han surgido numerosos hospitales de especialidades, lo que unido a las campañas masivas de vacunación han permitido reducir las tasas de mortalidad materno-infantil.

Las campañas de alfabetización empezaron junto con la independencia, aunque el avance fundamental ocurrió tras alcanzar la paz, en las cuales se han utilizado el método cubano Yo sí puedo.

En la actualidad, 8 000 000 de angolanos estudian en diversos niveles de enseñanza, desde la primaria hasta la universitaria.

Las ciudades han sido remozadas, las construcciones de edificios de viviendas y hoteles proliferan por doquier, a la par que surgieron industrias y se mejoran las infraestructuras.

Importantes vías férreas, que fueron casi destruidas durante los años de guerra, se han revitalizado como la que se extiende desde el puerto de Lobito hasta la frontera con Zambia o la que va hasta el Congo.

En estos años de baja en los precios del petróleo, Angola ha recibido la ayuda financiera de países como China. El gigante asiático también colabora en la construcción de carreteras, ferrocarriles y hospitales.

El embajador de Angola en Cuba, José César Augusto Kiluanji, en un intercambio sostenido con el semanario  OPCIONES, significó que las relaciones diplomáticas, consulares, culturales y comerciales entre ambos países se establecieron el 15 de noviembre de 1975, y esos lazos de solidaridad y hermandad se fortalecieron en 1976 cuando las dos naciones firmaron el Acuerdo General de Colaboración. Sobre esa base, agregó, se constituyó la Comisión Bilateral intergubernamental, con lo cual se rompieron las barreras impuestas por la distancia geográfica y la diferencia cultural.

En estos momentos, cerca de 3 000 especialistas cubanos prestan servicios en las 18 provincias de Angola, fundamentalmente en los sectores de la salud (164 hospitales y puestos médicos) la educación, construcción y la agricultura.

En el marco de cooperación, en Cuba estudian alrededor de 1 600 angolanos en distintas especialidades.

Después de dejar atrás siglos de explotación colonial, hoy Angola se sitúa como la quinta economía de África y es un ejemplo a seguir para otras naciones del continente.