Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Otra estocada al dólar

Dice un refrán que gota a gota se llena una copa y así están haciendo varios países con respecto a eliminar en sus transacciones el uso del dólar

Con el propósito de realizar los pagos en sus divisas nacionales, dejando a un lado la moneda que durante décadas ha imperado en todas las negociaciones internacionales, se firmó un acuerdo entre el Banco de China y el VTB, de Rusia, lo cual constituye uno de los sucesos más relevantes de los últimos días.

El Banco de China es una de las cuatro mayores entidades de la nación y el segundo prestamista de esa nación con activos que superan los dos billones de dólares y operaciones en una treintena de países; además, está entre los 20 más grandes del mundo. Por su parte, el Estado ruso posee 60,9 % de las acciones del VTB, actúa en 22 naciones y sus activos alcanzan los 270 000 millones de dólares.
 
La agencia Itar-Tass informó el pasado 8 de agosto que los bancos centrales de ambas naciones ya están dando los toques finales para empezar a realizar transacciones financieras en sus respectivas monedas locales.

Un comunicado de la entidad bancaria rusa explicó que esos acuerdos aseguran la estabilidad financiera y la liquidez adicional ante las sanciones económicas acordadas por Estados Unidos y la Unión Europea (UE) contra el gigante euroasiático, porque este último no se doblegó a las intenciones estadounidenses de adueñarse de la estratégica península de Crimea, lo cual pondría en peligro la seguridad de Moscú.

Dólar por yuan u otras monedas

Si en 2013 el comercio bilateral fue de 90 000 millones de dólares, para 2015 alcanzará los 100 000 millones de dólares. Grandes corporaciones moscovitas han declarado que abandonarán el dólar en sus negociaciones a favor del yuan y otras monedas. Actualmente, 75 % de los pagos entre ambas naciones se efectúa con el billete verde.

Como una cadena que se va concatenando eslabón a eslabón, cada vez se suman más países y agrupaciones a la tendencia de efectuar sus transacciones y comercio sin la utilización del dólar. Relevante ha sido la proposición del ministro de Economía turco, Nihat Zeibekci a su par ruso, Alexei Uliukáyev de usar las monedas nacionales para los pagos bilaterales, en momentos en que existe una fuerte escalada de sanciones económicas occidentales contra Moscú.

Turquía es el octavo socio económico de Rusia, mientras que la nación euroasiática es el segundo socio económico de Ankara, solo después de la UE. En 2013 el volumen de comercio entre los dos países fue de 32 700 millones de dólares.

Los gobiernos integrantes del BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), crearon un Banco de Desarrollo y una Reserva de Divisas que prevé la entrega de empréstitos y de capital para inversiones con la utilización de sus monedas nacionales. Se estima que las empresas públicas y privadas del BRICS, al alejarse del dólar, tendrán un ahorro de 4 % en cada una de sus actividades comerciales.

Importantes economías mundiales que disponen de un elevado  Producto Interno Bruto (PIB), han firmado con Beijing convenios de intercambios sin el uso del dólar, entre estas, Japón, Rusia, Irán, Brasil, Corea del Sur, Australia, Argentina, Venezuela, Chile, Belarús, Pakistán. A esas también se unen Tailandia, Albania, Ecuador, Bolivia y Cuba, entre otras.

La tercera economía del mundo, Japón, aparece como el quinto destino de las exportaciones chinas y en general es el tercer socio comercial del gigante asiático, con un intercambio anual de 400 000 millones de dólares. Brasilia y Beijing ya intercambian mercancías y servicios por 50 000 millones con la utilización de otras divisas, pero resulta necesario aclarar que aún todas las monedas se vinculan al billete verde y se calculan sobre la base de su valor de mercado.

Chile y China mantienen intercambio por más de 30 000 millones; el comercio en monedas nacionales entre Beijing y los países integrantes de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) se cifra en 250 000 millones y con Irán suma varios miles de millones mediante un sistema de trueque. En total unas 30 naciones de diferentes regiones han suscrito acuerdos de intercambio con Beijing por alrededor de 2,5 billones de yuanes.

En esta especie de estampida para alejarse del dólar, Nueva Delhi y Teherán comenzaron a recurrir a las rupias y al dinar en sus saldos recíprocos. Por su lado, las naciones de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) realizan gran parte de sus intercambios a por medio del Sucre, una moneda virtual.

¿Petrodólares? o petroyuanes Esa es la cuestión

Pero aun están por llegar otras malas noticias para la moneda estadounidense si continúan y se consuman las millonarias compras de petróleo por parte de China a Rusia, Irán, Venezuela, Sudán, Angola, Ecuador y hasta a Arabia Saudita.

Observemos los siguientes datos: la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) afirmó que en 2014, China superará a Estados Unidos como principal importador de crudo lo cual cambia la red global de suministro de hidrocarburos. En 2013 el principal comprador de combustible a Arabia Saudita no fue Estados Unidos, sino China.

¿Se dejará de hablar dentro de poco de petrodólares? Solo nos queda esperar.