Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Economía china en 2012: menos cantidad, más calidad

Tras fijarse una meta de crecimiento económico de 7,5 % (tasa inferior a la de otros años), el gigante asiático responde a la estrategia de mejorar la calidad de su desarrollo

Wen Jiabao, primer ministro de la República Popular China, dio a conocer lo anterior al presentar el Informe de Trabajo del Gobierno correspondiente a 2011 y las proyecciones para el año en curso, durante la sesión inaugural de la sesión anual de la Asamblea Popular Nacional, en el Gran Palacio del Pueblo.

Jiabao explicó que la reducción en esa meta de 0,5 % respecto a la del ejercicio anterior está dirigida ante todo a obtener un vínculo gradual con los objetivos del XII Plan Quinquenal, así como también a orientar a los diversos sectores para que concentren su labor en acelerar la transformación del modelo de desarrollo económico y hacer ese último más sostenible y eficiente.

De acuerdo con los expertos, esta es la primera vez que las autoridades chinas reducen su meta de crecimiento económico luego de mantenerla alrededor de 8 % desde 2005. Por cierto, en 2011 fue de 9,2 %. El Gobierno también se propone controlar el alza en el Índice de Precios al Consumidor, principal barómetro de la inflación, en torno a 4 %, tasa similar a la del año anterior, cuando registró 5,4 %.

Esta proyección está asociada a factores como la inflación importada, los crecientes costos de los factores de la producción y la capacidad de la población para asimilar los aumentos de precios, dejando cierto margen para la reforma de esos últimos.

El primer ministro chino anunció también que la segunda economía del mundo aspira a crear más de nueve millones de empleos en las zonas urbanas y mantener la tasa de desocupación en esas áreas en -o por debajo- de 4,6 %, revelando que el año pasado los nuevos puestos de trabajo sumaron 12 millones 210 000.

En el caso del comercio exterior, el crecimiento anual se fijó en alrededor de 10 % con vista a mejorar la balanza de pagos. Esa actividad se expandió 22,5 % en 2011, cuando las exportaciones aumentaron 20,3 % respecto al desempeño anterior, las importaciones lo hicieron en 24,9 % y el saldo favorable disminuyó 14,5 %.

Otras metas del gobierno chino para este año son la estabilidad básica de los tipos de cambio del yuan en un nivel razonable y equilibrado y la expansión de la demanda interna, en particular la de consumo, considerada esencial para garantizar un desarrollo económico fuerte, estable y a largo plazo. (SE)