Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Tienen la palabra Latinoamérica y el Caribe

Al cierre de esta edición sesionaba en Caracas la III Cumbre de América Latina y el Caribe que dejará dejará constituida oficialmente la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), hecho institucional de mayor trascendencia en este hemisferio durante el último siglo

El nacimiento de la CELAC coincide con la búsqueda de una institucionalidad que agrupe a los Estados de la Cumbre de América Latina, el Caribe y el Grupo de Río, en un bloque político que sea su portavoz, con el valor agregado de que ve la luz en el bicentenario de la independencia de la mayoría de los pueblos del hemisferio. Pero, sobre todo, y por primera vez en la región, el encuentro fundacional de Caracas excluye a Estados Unidos y Canadá.

Heredero del Grupo de Río y de la Cumbre de América Latina y del Caribe sobre Integración y De-sarrollo, el embrión de la CELAC surgió el 23 de febrero de 2010 durante la Cumbre de la unidad de América Latina y el Caribe, en Playa del Carmen, Quintana Roo, México; las 33 naciones que la conforman tienen una población que ronda los 550 millones de habitantes en un territorio superior a los 20 millones de kilómetros cuadrados.

Precisamente la región experimenta un gran crecimiento, que debe multiplicarse mediante la unificación de bancos, empresas multinacionales, servicios e industrias, entre otros, que por consiguiente reportará un aumento del consumo por parte de los latinoamericanos y caribeños, elevando así la calidad de vida en la mayoría de sus países. Sin embargo, es menester el concurso de todos para librar a más del 30 % de la población que aún vive en el umbral de la pobreza o por debajo de esta.

El reto

Cinco mujeres y 28 hombres, entre presidentes y primeros ministros, se han propuesto impulsar una organización que haga frente en bloque a los desafíos de un mundo globalizado. El reto es grande, y comprende desde el país más pequeño en extensión territorial como la Federación de San Cristóbal y Nieves, con 261 kilómetros cuadrados, hasta el coloso del Sur, Brasil, con 8 514 877 kilómetros cuadrados; desde economías en extremo deterioradas como Haití  hasta poderosas como Argentina, contraerán el sagrado deber de tender puentes y salvar sus diferencias en aras de la imprescindible unión para avanzar.

De acuerdo con fuentes consultadas, América Latina y el Caribe tuvo un PIB cercano a 6,3 billones de dólares en 2010, resultando la tercera potencia económica a nivel mundial, además del mayor productor de alimentos del planeta y el tercero generador de energía eléctrica. Aunque tiene un menor acceso a créditos en comparación con otras regiones (30 %), lo compensa con un sistema financiero estable de bancos medianos y pequeños, pero saneados.

En la actualidad, la economía líder de la CELAC es Brasil, con un PIB de 2 293 billones de dólares. A nivel mundial se ubica en el séptimo peldaño y figura en el bloque BRICS (que integran Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), demostrando que para el año 2050 llegarán a ser, junto con la de Estados Unidos, las cinco más poderosas del mundo, con un PIB nominal de 11 366 billones de dólares y un PIB per cápita de 49 759 dólares anuales.

A Brasil le sigue México, con un PIB de 1 658 billones de dólares, situado en la oncena posición a escala planetaria; aunque no fue incluido inicialmente en el BRICS se estima que para 2050 tendrá un PIB nominal de 9 340 billones de dólares.

La tercera economía regional es Argentina, con un PIB de 688 000 millones de dólares, situada en el lugar 22 a nivel mundial, y miembro activo del G-20 (junto con Brasil y México), que reúne a los países industrializados y a los emergentes más importantes. Argentina es hoy uno de los principales exportadores de alimentos del mundo y el mayor productor de software de la región.

Concretar un sueño histórico

"Con la CELAC vamos a concretar el sueño histórico de un encuentro de América Latina y el Caribe, y en especial reivindicar el proceso histórico, la lucha por la soberanía y la integración regional", destacó en Caracas el canciller paraguayo Jorge Lara Castro, y añadió que se espera que con el nuevo mecanismo aumente el nivel de diálogo y de cooperación entre las naciones que la conformarán.

Por su parte, desde el Palacio de Planalto, Brasilia, el vocero de la presidencia, Rodrigo Baena, dijo que para su país la CELAC constituye "el tercer anillo del proceso de integración que comienza con el MERCOSUR (Mercado Común del Sur) y prosigue con la UNASUR (Unión de Naciones Surameri-canas)". Añadió que ese tercer anillo ratifica la voluntad brasileña de integrarse a los otros países suramericanos y a todo el resto de América Latina.

También informó Baena que la presidenta Dilma Rousseff viajó a la capital venezolana luego de recibir a la nueva presidenta del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, quien realiza una gira por Latinoamérica. Antes de comenzar la Cumbre, la mandataria brasileña se reunió con sus homólogos de Venezuela, Hugo Chávez; de Argentina, Cristina Fernández, y de Bolivia, Evo Morales.

Entre los puntos a debate por los máximos representantes de la CELAC figura  el impacto de la crisis financiera internacional en las naciones de la región, así como la cooperación en proyectos de infraestructura y desarrollo sostenible. Sobre el particular se conoció que el flujo comercial entre Brasil y el resto de las naciones latinoamericanas y caribeñas creció cerca de cuatro veces entre 2002 y 2010, alcanzando este último año 78 000 millones de dólares. Incluso entre enero y septiembre de 2011, el flujo comercial ascendió a 69 000 millones de dólares.

Al cierre de esta edición

El General de Ejército Raúl Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, encabeza la delegación cubana a  la III Cumbre de América Latina y el Caribe.

Esta Cumbre dejará oficialmente fundada la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), lo que constituye el hecho institucional de mayor trascendencia en el hemisferio durante el último siglo. Integran la delegación cubana, además, Ricardo Cabrisas Ruiz, Bruno Rodríguez Parrilla y Rodrigo Malmierca Díaz, vicepresidente del Consejo de Ministros, y titulares de Relaciones Exteriores y  de Comercio Exterior y la In-versión Extranjera, respectivamente.