Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Multimedia

El suelo fértil es finito por lo que tiene un valor incalculable y, luego de sufrir por la erosión o ser degradado, demoran dos milenios en recuperarse apenas unos 10 centímetros de esa superficie dañada

Fotografía