Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

El Banco Central Europeo y los mercados

La tasa de depósito del BCE es -0,4 %, y la política actual es que seguirá siéndolo hasta después del final del verano

Nunca ha sido tarea fácil para el presidente del Banco Central Europeo (BCE) equilibrar las exigencias de los 19 países de la eurozona, y los siete meses que le quedan serán de poco descanso, comentó en un análisis Marcus Ashworth, una de las más reconocidas firmas de Bloomberg, agencia especializada en información económica.

“El gran riesgo es que los inversionistas se confunden sobre lo que pueden esperar del banco central en caso de que las cosas no mejoren. Si el crecimiento se debilitara aún más, confirmaría a muchos que fue un error de política dar fin a la expansión cuantitativa a finales del año pasado. Sin embargo, los alemanes podrían no ver las cosas de esta manera. Así, es difícil que los mercados tengan una idea clara de lo que podría responder el BCE”.

La reunión del 7 de marzo del banco se ha perfilado como importante. El simple hecho de retrasar las decisiones hasta más adelante en el año daría la impresión de que el consejo de gobierno simplemente no está escuchando, o no puede estar de acuerdo.

“Las previsiones de crecimiento e inflación probablemente se reducirán, lo que refleja los datos recientes que muestran que la economía de la eurozona se está desacelerando drásticamente”, advierte. “En el lado positivo, debería ser el desencadenante de una nueva ronda de operaciones de refinanciación a largo plazo (el vehículo de financiación súper barato para bancos, conocido como TLTRO). Pero no hacerlo en junio sería lo mismo que restringir las condiciones monetarias de todos modos. Y si la decisión no es unánime, como parece posible, su impacto se vería afectado de todos modos. Los inversores son muy sensibles a este tipo de señales.

“Como siempre, lo que más importa es lo que suceda a continuación con las tasas de interés o, más precisamente, la guía sobre cuándo se elevarán. La tasa de depósito del BCE es -0,4 %, y la política actual es que seguirá siéndolo hasta después del final del verano”, añade en su comentario.

Así las cosas en el Viejo Continente, los índices cerraron el lunes anterior con subidas de hasta 0,4 %. Solo el Dax había cerrado plano. Mientras tanto, al otro lado del Atlántico, Wall Street, que abrió la sesión con subidas, cedió 0,8 % al cierre y olvidaba así el optimismo de primera hora debido a la información publicada el fin de semana anterior por el diario The Wall Street Journal, que anunciaba que el presidente de EE. UU., Donald Trump, y su homólogo chino, Xi Jinping, podrían firmar un nuevo acuerdo.

Entre los detalles del acuerdo que devela el periódico financiero, China bajaría los aranceles a los productos fabricados en Estados Unidos, incluidos los agrícolas, químicos y automóviles, a cambio de reducir las sanciones impuestas por Washington. En el mercado de divisas, el euro cae un 0,39 % frente al dólar, hasta los 1,1321 billetes verdes.

En cuanto a las bolsas, el Dow Jones de Nueva York estaba a 26 026, 32; el Footsie 100 de Londres se detenía en 7 134,14 (0,39 %); el Dax de Fráncfort descendía 0,08 % hasta 11 592, 66 puntos, mientras el Cac 40 de París sumaba 0,41 % al llegar a 5 286,57. En el Lejano Oriente, el Nikkei subía 1,02 % y detenía su cota en 21 822,04 unidades.

Los futuros de petróleo del West Texas Intermediate de Nueva York bajan en torno a 0,7 % o 40 centavos hasta 56,20 dólares. Los futuros de Brent, referencia para los precios del petróleo fuera de Estados Unidos, suben en torno a 0,7 % o 48 centavos hasta 65,19 dólares.

(Fuentes: CincoDías, Yahoo Finanzas y PL)