Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Riesgos del crecimiento económico lastran las bolsas

Las cifras positivas obedecen de manera predominante a la mejora de varias economías industriales, si bien las regiones de Asia meridional y oriental siguen siendo las más dinámicas del mundo

El informe del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales (DESA) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) “demuestra que las actuales condiciones macroeconómicas ofrecen un margen más amplio a los responsables de formular políticas para que den respuesta a algunos de los muy enraizados obstáculos para avanzar hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, sostuvo el secretario general del foro mundial, António Guterres, en el prefacio.

Los redactores del documento estiman que el crecimiento del producto bruto mundial llegó a 3 % este año, la mayor tasa desde 2011, mientras se atenuaron las fragilidades y efectos adversos de la crisis y de varias recientes conmociones, y estiman que el crecimiento es generalizado, pues dos tercios de los países experimentaron este año aumentos del Producto Interno Bruto (PIB) mayores que el año anterior.

Por su parte, el secretario general adjunto de la ONU para Asuntos Sociales y Económicos, Liu Zhenmin, dijo que “es importante recordar que este progreso puede producirse a expensas de costos ambientales”, lo cual “exige esfuerzos más firmes para desvincular el crecimiento económico de la degradación ambiental”.

Las cifras positivas obedecen de manera predominante a la mejora de varias economías industriales, si bien las regiones de Asia meridional y oriental siguen siendo las más dinámicas del mundo. De hecho, el Sudeste Asiático es responsable de casi la mitad del crecimiento de 2017, mientras China sola aporta un tercio del mismo.

Para la ONU, el desafío es canalizar este avance en una aceleración sostenida de las inversiones productivas con perspectiva de mediano plazo. Con todo, persisten riesgos, como los cambios en las políticas comerciales, un veloz deterioro de las condiciones financieras internacionales y el aumento de las tensiones geopolíticas, advierte la ONU.

A largo plazo, los desafíos a los que el mundo debe hacer frente se resumen en cuatro áreas: una creciente diversificación de la economía, la reducción de la desigualdad, el respaldo a la inversión de largo plazo y el desmonte de deficiencias institucionales. El progreso económico reciente se ha repartido de manera desigual en países y regiones.

“La cooperación internacional sigue siendo indispensable para abordar los retos que trascienden las fronteras y resolver desacuerdos que podrían comprometer los beneficios generados por la integración económica mundial. A fin de conservar y ampliar dichos logros, es necesario el trabajo conjunto de los países en varios ámbitos”, realza la organización en su informe de octubre Perspectivas de la Economía Mundial (WEO).

El FMI también destaca que los riesgos para el crecimiento mundial ya han aumentado en los seis últimos meses y constata que una serie de medidas que EE.UU. aplicó desde enero pasado sobre los paneles solares, lavarropas, acero, aluminio y una variedad de productos chinos, junto con las medidas de respuesta tomadas por los socios comerciales, “complicaron las relaciones de comercio mundial”.

Con este panorama, los principales mercados de valores del Sudeste Asiático cerraron la jornada del día 11 con pérdidas generalizadas, a excepción de la Bolsa de Filipinas, que terminó en positivo. El principal indicador de la Bolsa de valores de París registró una subida del 0,79 % en la apertura de la sesión y se situó en 4 779,68 puntos.

La Bolsa de Valores de Londres abrió con tendencia al alza y su índice general FTSE-100 subía 43,35 puntos, un 0,65 %, y se situaba en 6 764,89 unidades. El índice selectivo DAX 30 del mercado de valores de Fráncfort (Alemania) subió en la apertura 90,50 puntos, o un 0,85 %, hasta los 10 712,57 puntos y la Bolsa de Tokio terminó con descensos en sus principales indicadores. (SE)