Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Reforma fiscal en EE.UU. afecta flujos mundiales de inversión

El desplome se concentró especialmente en las economías desarrolladas, en las que los influjos de  Inversión Extranjera Directa (IED) cayeron 69 puntos porcentuales, al sumar 135 000 millones de dólares

La reforma fiscal de Estados Unidos en 2017 afectó los flujos mundiales de Inversión Extranjera Directa (IED), que retrocedieron 41 % en el primer semestre de 2018, estimó la Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (Unctad).

Según la Unctad el monto bajó a 470 000 millones de dólares en la primera mitad del año, para un sensible declive, frente a los 794 000 millones registrados en similar período de 2017.

La agencia ubicó entre las principales causas el efecto de las “repatriaciones realizadas por las sedes centrales de compañías estadounidenses de ingresos acumulados en el exterior por sus subsidiarias tras reformas fiscales”, dictadas por la administración del presidente Donald Trump a fines del año pasado.

El desplome se concentró especialmente en las economías desarrolladas, en las que los influjos de IED cayeron 69 puntos porcentuales, al sumar 135 000 millones de dólares.

En el caso de Europa, las IED decrecieron 93 %, debido en buena medida a las repatriaciones de ingresos estadounidenses, ejemplificó el reporte.

También Estados Unidos terminó el primer semestre con menos inversiones foráneas, las cuales fueron valoradas en más de 46 000 millones de dólares.

Sobre las economías en desarrollo, la Unctad distinguió el retroceso en la región de América Latina y el Caribe, así como en Asia, en proporciones del 6 % y 4 %, respectivamente, mientras África mantuvo un nivel estable.

De acuerdo con la fuente, China lideró la atracción de IED en el primer semestre, con 70 000 millones de dólares, seguida por Reino Unido (66 000 millones) y Estados Unidos (46 500 millones).

“Las IED en el mundo están a un nivel muy, muy bajo en comparación con hace diez años”, señaló el director de la división de inversión y empresas de la Unctad, James Zhan, en una rueda de prensa.

Mientras el secretario general de la OPEP, Mohammad Barkindo, instó a las empresas productoras de petróleo a aumentar la capacidad y a una mayor inversión para cubrir la demanda futura, ante una menguante capacidad disponible de crudo a nivel mundial.

Los precios del barril han escalado este año en base a expectativas de que las sanciones de Estados Unidos contra Irán contraerían el suministro. El Brent tocó máximos de cuatro años de 86,74 dólares este mes de octubre, su nivel más alto desde 2014.

“Los países que están manteniendo capacidad disponible ahora la están reduciendo porque hay menos inversiones en exploración”, afirmó Barkindo durante una conferencia de IHS CERA en India.

El sector petrolero global requiere cerca de 11 billones de dólares en inversión para satisfacer las necesidades futuras de crudo en el período al 2040, afirmó Barkindo, agregando que países que dependen de la importación, como India, estaban preocupados sobre la oferta futura de crudo.

La demanda por crudo se espera que crezca en 14,5 millones de barriles por día (bpd) desde 2017 a 111,7 millones de bpd en 2040, indicó la OPEP en su reporte de septiembre.

Arabia Saudita, el líder de facto de la OPEP, es el único productor petrolero con una capacidad disponible significativa para abastecer al mercado de ser necesario. El reino planea invertir 20 000 millones de dólares en los próximos años. (Fuentes: PL y Yahoo Finanzas)