Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

China responderá con igual magnitud nuevas alzas tarifarias de EE.UU.

El Ministerio de Comercio de ese país indicó en un comunicado que procederá con otras“medidas cuantitativas y cualitativas” en defensa de los intereses nacionales

China afirmó que responderá con similar magnitud al nuevo incremento de aranceles planteado por Estados Unidos, pues considera ese tipo de acción irracional y contraria a las actuales tendencias de desarrollo.

El Ministerio de Comercio indicó en un comunicado que procederá con otras“medidas cuantitativas y cualitativas” en defensa de los intereses nacionales, de su pueblo y del sistema mercantil abierto y multilateral.

Estados Unidos -aseveró- comenzó una guerra comercial, viola las leyes del mercado e incumple con la tendencia actual de desarrollo del mundo en detrimento de las relaciones internacionales.

“No importa cómo cambie la situación en el exterior, China se adherirá al ritmo establecido, colocará al pueblo en el centro, fomentará firmemente la reforma y apertura, avanzará en el desarrollo económico de alta calidad y acelerará la construcción de un sistema moderno”, indicó el texto.

El ministerio reaccionó así a la orden emitida por el presidente estadounidense, Donald Trump, de preparar otra alza arancelaria del 10 % y por 200 000 millones de dólares sobre los artículos chinos.

Ambas acciones evidencian la agudización de las tensiones entre la primera y segunda potencia del mundo, ahora ensombrecidas por la desconfianza.

El fin de semana anterior terminó la tregua pactada a mediados de mayo tras la subida unilateral de gravámenes de 25 % y con valor de 500 000 millones de dólares impuesta por Washington a las compras de artículos que contienen tecnología de importancia industrial.

China devolvió el golpe con la aplicación inmediata de un alza tarifaria de similar porcentaje y valor sobre 659 productos importados de Estados Unidos, además del cese automático de todos los acuerdos alcanzados entre las partes en recientes negociaciones.

La administración de Donald Trump justifica sus acciones en que durante mucho tiempo Beijing incurrió en supuestas “prácticas desleales relacionadas con la adquisición de propiedad intelectual y tecnología estadounidenses”.

La confrontación pone en jaque al comercio internacional y la peor parte la llevará el consumidor final, pues deberá pagar más por sus adquisiciones.

Mientras un informe de la consultora Oliver Wyman señaló que las barreras comerciales que provocará el Brexit podrían ser muy costosas para la familia británica.

Ese reporte señala que los costes podrían estar en alrededor de las mil libras esterlinas por año (1 140 euros).

Dice que en el peor de los escenarios, en el que los aranceles de importación serían elevados y existirían altas barreras regulatorias, el coste para la economía británica podría alcanzar los 27 000 millones de libras (30 800 millones de euros).

Además, las ganancias comerciales de los supermercados y restaurantes podrían desaparecer debido a la interrupción de la cadena de suministro, lo que implicaría un aumento en los costes que, probablemente, pasaría a los consumidores.

El informe sostiene que, aún bajo el escenario más favorable de salida en el que no existen aranceles y hay pocas barreras regulatorias, los costes seguirán aumentando debido a la burocracia.

Así, el texto sugiere que el aumento de la documentación y las demoras en los controles aduaneros probablemente aumentarían los costes de los hogares británicos uno por ciento al año, o 250 libras (285 euros). (Fuentes PL)