Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Expertos alertan sobre peligro mundial por desregulación financiera

Expertos europeos advirtieron que retirar las regulaciones a los mercados financieros y los bancos podría desencadenar otra crisis internacional

Expertos europeos advirtieron que retirar regulaciones a los mercados financieros y los bancos podría desencadenar otra crisis internacional, en abierta crítica a los pronunciamientos hechos por el gobierno de Estados Unidos.

El director del Bundesbank en Alemania, Jens Weidmann, opinó que suprimir controles a esos agentes, con la esperanza de estimular la economía, es “un tiro que puede salir por la culata”.

Según indicó, los mercados financieros escasamente regulados pueden resultar sumamente dañinos como demostró la crisis en 2008.

Las actuales normas internacionales para los mercados financieros y los bancos fueron resultado de negociaciones con muchas dificultades para tratar de contener aquel desplome, insistió en una reunión en Fráncfort con colegas de bancos centrales del Grupo de los 20 (G20).

Sin embargo, recientemente la autoridad estadounidense de control FDIC (Federal Deposit Insurance Corporation) propuso liberar a los institutos financieros de reglas rígidas, de conformidad con lo dispuesto por el presidente Donald Trump.

El directivo germano también exhortó a los estados miembros del G20 a no secundar políticas proteccionistas extremas como las previstas por Washington.

Un gran logro del G-20 en medio de la crisis financiera, opinó, fue no haber cerrado sus mercados para estimular la economía propia a costa de las de otros países; por eso hoy es muy importante que no se dé marcha atrás, expresó.

La presidencia alemana en el G-20 tendrá como prioridades fortalecer la resistencia de las economías, promover la inversión, especialmente en África, y favorecer la reestructuración y la digitalización, contrastó Weidmann.

Otro elemento relevante en el fortalecimiento de las economías, consideró, es asegurar finanzas públicas sanas y reducir las vulnerabilidades del sector privado.

El funcionario también reconoció que las transferencias monetarias de los trabajadores emigrantes constituyen una importante fuente de fondos para muchos países, no solo en África.

En algunas naciones esos flujos monetarios equivalen a más de un quinto del Producto Interno Bruto y contribuyen de manera significativa al consumo interno y la inversión, observó.

Por tanto, dijo, el objetivo es mejorar y hacer más eficientes las condiciones para que esas transferencias se lleven a cabo sin fricciones.

Las reglas contra el lavado de dinero y para el financiamiento del terrorismo son importantes, pero deben ser aplicadas de una forma que no desalienten a los bancos de proveer los servicios bancarios correspondientes, manifestó.

Las prioridades de Alemania al frente del G20 serán examinadas por los ministros de Finanzas y gobernadores de los bancos centrales de los países miembros de la organización, quienes se reunirán el viernes y el sábado próximos en la ciudad alemana de Baden-Baden.

Mientras, en la semana que terminó los precios del petróleo avanzaron debido a la depreciación del dólar y a la disminución de los inventarios de crudo en Estados Unidos.

El billete verde cedió después de que la Reserva Federal de la nación norteña comunicó que no elevará las tasas de interés más rápidamente que lo esperado. (PL)