Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Gigante tecnológico Samsung calcula pérdidas millonarias

La compañía calculó un impacto negativo de en torno a 3,5 billones de wones 3 100 millones de dólares

El gigante tecnológico surcoreano Samsung estimó pérdidas operativas de unos
3 100 millones de dólares en los siguientes seis meses debido al fracaso de su móvil Galaxy Note 7.

La compañía calculó un impacto negativo de en torno a 3,5 billones de wones (3 100 millones de dólares) en su beneficio operativo de los próximos dos trimestres por la retirada de este modelo de teléfono a causa de los continuos casos de combustión espontánea.

Samsung Electronics cree que el costo será de unos 2,5 billones de wones (2 200 millones de dólares) para el cuarto trimestre (octubre-diciembre) y de en torno a un billón de wones (880 millones de dólares) para el que va de enero a marzo de 2017.

El miércoles pasado, un día después de comunicar que cancelaba la producción del Note 7, la empresa anunció una drástica revisión a la baja de su previsión de beneficio operativo para el trimestre julio-septiembre.

La cifra quedó en 5,2 billones de wones (4 585 millones de dólares), un 33,3 % menos con respecto al dato preliminar que había presentado apenas días antes, el 7 de octubre, cuando la revisión y sustitución de teléfonos parecía ir por buen camino.

El mayor fabricante mundial de smartphones mostró excelentes reflejos a la hora de anticipar las cicatrices que el desastre del Note 7 va a dejar en sus balances.

Si los consumidores empiezan a temer por la honestidad de la compañía surcoreana y a dudar de su hardware, apostarán por comprar los productos de la estadounidense Apple, su competidora directa, u otros rivales, como la china Huawei, alertaron expertos.

Añadió que se requerirán de importantes cambios en su proceso de calidad para mejorar la seguridad en beneficio de los clientes. No dio más detalles.

Debido a los misteriosos incendios y el sobrecalentamiento, más de 2,5 millones de dispositivos Galaxy Note 7 tuvieron que ser retirados en dos ocasiones, la mayoría de ellos en Estados Unidos y Corea del Sur, antes de que se tuviera que descontinuar el modelo a tan solo dos meses de su lanzamiento.

En Estados Unidos, 1,9 millones de teléfonos Note 7 fueron sujetos a dos rondas de retiro. Samsung también sacó del mercado cerca de 200.000 teléfonos en China y cerca de medio millón de dispositivos en Corea del Sur.

El Note 7 era uno de los smartphones más costosos en el mercado porque incluía las tecnologías más recientes de la marca, incluyendo la capacidad de desbloquear el teléfono con un escáner de iris. Se vendía entre 850 y 890 dólares en Estados Unidos.(PL)