Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Dato inflación EE.UU. sugiere que Fed podría endurecer política monetaria

El índice dólar, que mide a la divisa contra una canasta de seis monedas, subía un 0,71 % a 95,968. El euro cayó a un mínimo de 10 días contra el dólar a 1 1161 dólares

El dólar tocó el fin de semana pasado un máximo en más de dos semanas contra una canasta de monedas, ya que el dato de inflación en Estados Unidos sugirió que la Reserva Federal  (Fed) podría acelerar el ritmo de subidas de las tasas de interés.

No obstante, el avance de la moneda estadounidense contra el yen era limitado por la incertidumbre antes de una reunión del Banco de Japón.

El Departamento del Trabajo dijo el viernes último que su índice de precios al consumidor subió un 0,2 % el mes pasado tras permanecer estable en julio. En los 12 meses hasta agosto, el IPC avanzó un 1,1 % tras subir un 0,8 % interanual en julio.

Las expectativas de los operadores de una subida de las tasas de la Fed en su reunión de la semana próxima subieron levemente a 15 % desde el 12 % el jueves, según FedWatch. Los pronósticos de un alza en el costo del crédito en diciembre subieron a 56 % desde poco más de 47 % el jueves.

Si bien los datos de la inflación no llegaron a convencer a los operadores de que la Fed podría subir los tipos la semana próxima, sí sugieren una mayor posibilidad de que ocurra en diciembre y que la Fed acelere el ritmo de subidas el año que viene, dijeron analistas.

El índice dólar, que mide a la divisa contra una canasta de seis monedas, subía un 0,71 % a 95,968. El euro cayó a un mínimo de 10 días contra el dólar a 1 1161 dólares.

El dólar subía un 0,26 % contra la moneda japonesa a 102,36 yenes, previo a la reunión del 20 y 21 del Banco Central japonés. El dólar se mantenía dentro de sus últimos rangos contra la moneda japonesa por la incertidumbre respecto a si el Banco de Japón va a aumentar su estímulo y si tal medida debilitaría significativamente al yen.

El diario Nikkei reportó esta semana que el Banco de Japón planea hacer de su política de tasas de interés negativas el centro de un futuro alivio monetario, con la promesa de considerar más recortes en la medida que las expansiones a la compra de activos llegan a sus límites.   

Las principales bolsas de valores de Asia-Pacífico cerraron al alza el viernes último, en una jornada en la cual los mercados de Shanghai, Hong Kong, Taiwán y Seúl se mantuvieron cerrados.

Los mercados de la región se recuperaron de una larga racha perdedora desde mayo, después que los datos sobre la debilidad económica de Estados Unidos aumentaron la posibilidad de que no haya aumento en las tasas de interés de referencia en ese país.

Por otra parte la semana anterior las bolsas europeas se encaminaron hacia la caída, lastradas por un retroceso de los papeles de Deutsche Bank luego de que el Banco dijo que el Gobierno de Estados Unidos le está pidiendo que pague una fuerte suma de dinero para zanjar un caso sobre hipotecas.

Las acciones de Deutsche Bank caían un 6,7 %, el mayor retroceso del índice paneuropeo STOXX 600, después de que el prestamista dijo que el Departamento de Justicia le está pidiendo 14 000 millones de dólares para terminar una investigación por la venta de activos respaldados por hipotecas.

El índice STOXX Europe 600 restaba un 0,1 %, perdiendo un 1,6 % en lo que va de semana, después de caer un 1,4 %  la semana pasada.

El precio del petróleo continuó en descenso, debido a las preocupaciones en el mercado por la reciente reincorporación de Libia y Nigeria, cuyas exportaciones se afectaron por conflictos armados.

El Brent cotizó a 45,95 dólares el barril y el crudo estadounidense se ubicó a 43,36 dólares por tonel, durante la semana ambos contratos se afectaron en un 8 y 9 % respectivamente, reflejo de la inestabilidad.

Con el aumento de las exportaciones de Libia y Nigeria retornaron las preocupaciones sobre un exceso de oferta, unido a los esfuerzos de Irán por alcanzar niveles similares a los que poseían previo a las sanciones.

Según los expertos, la producción petrolera estadounidense es fundamental para estabilizar el precio del petróleo, porque desde 2010 es la nación con más crecimiento de crudo. (Fuentes: Yahoo Finanzas, PL y Reuters)