Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Mercados emergentes influyen en ritmo bursátil

La Bolsa de Valores de Tokio cerró  a la baja ante la cautela de los inversores que están a la espera de la publicación del informe de empleo de Estados Unidos

Los países, empresas e inversores se están preparando para la que podría ser una avalancha de cerca de 100 000 millones de dólares en emisión de deuda de mercados emergentes durante los próximos dos meses.

Analistas proyectan que los países del Golfo Pérsico serán la principal fuente de papel. Arabia Saudita podría vender deuda por más de 25 000 millones de dólares, en lo que sería un récord. Empresas de Brasil y Rusia podrían acudir también al mercado alentadas por condiciones casi perfectas.

Hay una fila de espera porque los costos del endeudamiento soberano en mercados emergentes han caído 5 % en las últimas semanas hacia los mínimos históricos desde 2012, época en la que el estímulo monetario de la Reserva Federal  (FED) estaba en pleno auge.

Esta vez, el impulso son las tasas de interés  en los mercados desarrollados, que están obligando a los inversores a buscar en otros lados, así como un repunte en los precios de las materias primas y casi 10 000 millones de dólares que buscarán un destino cuando una serie de bonos soberanos maduren este mes.

Arabia Saudita será vital para que el monto total se acerque a los 100 000 millones de dólares. El emisor ha estado hablando de su primera gran venta de bonos y algunos banqueros en Oriente Medio estiman que los saudíes podrían superar el récord de 16 500 millones de dólares de una emisión de Argentina en abril, cuando regresó a los mercados.

Según Guido Chamorro, gestor de activos, algunos emisores podrían querer adelantarse para evitar que los saudíes absorban toda la demanda y también para tratar de evitar un retroceso del mercado si la FED establece este mes que las tasas de interés en Estados Unidos están listas para subir.

"Unos 50 000 millones de dólares sería un mes grande (para el mercado general de emisiones soberanas), pero si Arabia Saudita emite 15 000 millones a 20 000 millones de dólares entonces ciertamente es posible", dijo Chamorro, quien agregó que las condiciones del mercado son tan buenas que pocos países se estaban molestando en realizar giras promocionales.

Pierre-Yves Bareau, jefe de inversión de JP Morgan Asset Management para deuda de mercado emergente, estimó que los soberanos de los mercado emergente han vendido casi 95 000 millones de dólares en deuda este año, lo que implica que los 40 000 millones a 50 000 millones de dólares que se esperan llevarían el total sobre los 106 000 millones de dólares de 2014.

En cuanto a los mercados mundiales, la Bolsa de Valores de Tokio cerró  a la baja ante la cautela de los inversores que están a la espera de la publicación del informe de empleo de Estados Unidos.

Al cierre de la jornada bursátil, el principal indicador tokiota, el Nikkei de 225 acciones, bajó 1 16 puntos (0,01 %), al ubicarse en 16 925,68 unidades.

La publicación  del informe sobre empleo de Estados Unidos mantiene la expectación de los mercados ante los crecientes rumores de que la FED subirá pronto sus tipos de interés.

En tanto, las acciones cerraron con pocos cambios el jueves precedente  en Wall Street, ante avances en el sector tecnológico que ayudaron a los inversores a dejar de lado los flojos datos de actividad fabril en Estados Unidos y una caída de los precios del petróleo.

La sesión estuvo marcada también por la cautela de inversores y operadores antes de la publicación del reporte oficial de empleo, que se preveía  se efectuara el último el viernes en Estados Unidos. El promedio industrial Dow Jones subió 18,42 puntos, o 0,10 %, a 18 419,30 unidades. Por su parte, las principales bolsas europeas abrían con pocos cambios:  el Footsie 100 de Londres abrió con un alza de 0,38 %. En Fráncfort el Dax subía  0,34 % y en París el CAC-40 progresaba 0,48 %.

 (Fuentes: Reuters  AFP y Notimex)