Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Dispar comportamiento de las bolsas

El crecimiento económico de la zona euro se desaceleró en el segundo trimestre de este año por la incertidumbre antes de la votación del Reino Unido para decidir su permanencia o salida de la UE

El crecimiento económico de la zona euro se desaceleró en el segundo trimestre de este año por la incertidumbre antes de la votación del Reino Unido para decidir su permanencia o salida de la Unión Europea, según datos publicados el viernes último, y economistas dijeron que podría ser una señal de crecimiento futuro más débil.

La oficina de estadística de la Unión Europea Eurostat dijo que el Producto Interno Bruto (PIB) en los 19 países que comparten el euro subió  0,3 % trimestral en el periodo entre abril y junio, una desaceleración desde el 0,6 % registrado en el primer trimestre del año.

Por su parte, la economía estadounidense creció  menos de lo previsto en el segundo trimestre, por efecto de una caída de la  inversión, según una primera estimación del Departamento de Comercio publicada  el día 29.

Entre abril y junio el producto interno bruto (PIB) de Estados Unidos  creció 1,2 % en ritmo anual, en cifras corregidas de variaciones estacionales,  mientras que los analistas preveían un 2,6 %. La cifra del primer trimestre fue  revisada a la baja, a 0,8 % frente al 1,1 % anunciado inicialmente. En el segundo trimestre, la primera economía mundial fue impulsada por su  motor tradicional, el consumo de los hogares, que tuvo un aumento de 4,2%, muy  superior al del primer trimestre (+1,6 %).

En Asia, el Banco de Japón anunció el viernes anterior que duplicará las compras de fondos cotizados en bolsa (ETFs), pero mantuvo su objetivo de base monetaria en 80 billones de yenes (775 000 millones de dólares), así como el ritmo de compras de otros activos, incluidos los bonos soberanos japoneses.

 "El hecho de que el Banco de Japón relajó la política monetaria se reconoce, pero fue sólo la compra de ETFs, y la impresión general es que no fue suficiente y los inversores quedaron decepcionados", dijo Takuya Takahashi, estratega de Daiwa Securities.

En cuanto a los mercados bursátiles, en Tokio el   Nikkei 225 abrió en  16 476,84  sumando 92,43 puntos, equivalentes a 0,56 %, en tanto las principales bolsas de valores de Europa abrieron sus operaciones el pasado viernes  con alzas, impulsadas por los resultados favorables de los bancos europeos.

Los inversores europeos están a la espera de la publicación de los datos sobre el crecimiento de Estados Unidos en el segundo trimestre de 2016, un indicador que entre enero y marzo avanzó en tasa anual 1,1 %. Además, la oficina comunitaria de estadística Eurostat publica los datos del desempleo en la UE y la zona del euro en junio, y la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) publica sus pruebas de estrés a 51 bancos europeos, 37 de ellas de la zona euro.

En Londres, su principal indicador el  FTSE-100 cerró a la baja en  6 695,49, cuando perdió 25,35 unidades, lo que representó -0, 40 %;  en la denominada ciudad luz,  París, su principal indicador, el CAC-40, cerraba al alza en  4 429,49 al sumar 8,91 para llegar a +0,20 %, en tanto Fráncfort el  DAX ascendió a 10 319,11 al adicionarse 44,18 puntos para el 0,43 %.

Mientras, en Wall Street, el índice S&P 500 y el promedio industrial Dow Jones abrieron en baja el viernes precedente tras unos decepcionantes resultados de las petroleras Exxon y Chevron, además de un crecimiento más lento de lo esperado de la economía estadounidense en el segundo trimestre. Sin embargo, el Nasdaq fue apoyado por los buenos resultados de Alphabet y Amazon.com.

El Dow Jones bajaba 44,17 puntos, o 0,24 %, a 18 412,18 unidades, mientras que el S&P 500  caía 1,7 puntos, o  0,08 %, a 2 168,36 unidades. El Nasdaq, en tanto, subía 7,13 puntos, o  0,14 %, a 5 162,11 unidades. (SE)