Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Madrid quiere ser el nuevo centro financiero europeo tras el

Empresarios españoles y sindicatos estudian plan que convierta a la Comunidad de Madrid en nuevo centro de negocios europeo

Empresarios españoles y sindicatos se reunieron en Madrid para estudiar un plan que convierta a la Comunidad de Madrid en nuevo centro de negocios europeo, tras la decisión de Reino Unido de abandonar la Unión Europea (UE).

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, convocó a expertos para presentar y estudiar una hoja de ruta que postula a Madrid como nueva base financiera.

El objetivo es "captar empresas multinacionales, instituciones europeas, entidades financieras, fondos de inversión, startups y talento internacional", explicó Cifuentes.

"Tenemos que convencer a los empresarios británicos de que somos el mejor destino para su dinero, somos un ecosistema favorable y un destino seguro" por las infraestructuras, capital humano, servicios públicos como sanidad y educación, oferta cultural y la baja fiscalidad, agregó.

La Comunidad de Madrid ya tiene la oficina "Invest in Madrid", la "puerta de entrada" de las inversiones extranjeras, según la política del Partido Popular (PP). Ahora se reforzará con una nueva página web y un paquete de bienvenida al inversor, que asesorará sobre permisos, visados y trámites para iniciar la actividad económica en la región.

Desde esa oficina va a hacerse "un análisis de las fortalezas y debilidades" de Madrid frente a otras capitales europeas como París, Berlín o Milán, que también han manifestado su intención de convertirse en sede de las empresas que abandonen la City por el "Brexit".

Según la presidenta de la Comunidad, Madrid es imbatible por el precio de las oficinas, además de las conexiones aéreas, el clima, la calidad de vida, y su situación como "hub" con América Latina y África.

El Gobierno español ha creado un grupo de trabajo para impulsar la candidatura de España como sede de ambos organismos, actualmente con sede en Londres.

Entre tanto en la semana los indicadores en la Bolsa de Valores de Nueva York avanzaban apoyados en cifras optimistas de inflación y de ventas al por menor en Estados Unidos, así como en otros informes fuertes de ganancias.

 Los índices salían de terreno negativo  con el impulso de los datos económicos, pero los movimientos en Wall Street eran modestos debido al ataque perpetrado en Francia, que dejó más de 80 y decenas de heridos.

El marcador industrial Dow Jones registraba una ligera alza de 14 88 puntos (0,08 %) y se ubicaba en 18 521 29 unidades.

Por su parte, el NYSE Composite retrocedía 0,38 puntos (-0,0 %) colocándose en 10 786 25 unidades, mientras que el Standard & Poor's 500 perdía 0,15 %nto (-0,15 %) para situarse en 2  163 60 unidades.

El Nasdaq Composite, de títulos bancarios, tecnológicos, industriales y de seguros, mostraba a su vez un descenso de 4,49 puntos (-0,.09 %) a 5 029 57 unidades.

Mientras los precios del petróleo se mantuvieron al alza luego que el banco de inversiones estadounidense Merrill Lynch conservó sus pronósticos de crecimiento de la demanda mundial para 2017.

Las cotizaciones de crudo Brent llegaron a 47,63 dólares el barril, mientras el estadounidense se ubicó a 46,04 dólares el tonel.  El Bank of America Merrill Lynch mantuvo su previsión de crecimiento de la demanda  petrolera para el venidero año en 1,2 millones de barriles diarios, con un precio en torno a los 61 dólares por barril para el Brent y 59 dólares el estadounidense de referencia.

Según la entidad, solo una recesión o un superávit de suministros estimularían una caída de los precios del crudo entre los 35 y 40 dólares el barril en próximo año.

Pese a los pronósticos de la entidad estadounidense, el BNP Paribas consideró que el excedente de inventarios que comenzó a inicios de 2014 se mantendrá, lo que representa un impedimento.  (Fuentes:  Yahoo Finanzas, EFE y PL)