Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Estabilidad en mercados de productos básicos alimentarios

La FAO estima que la factura de importaciones mundiales de alimentos este año sumará 986 000 millones de dólares

Los mercados mundiales de productos básicos alimentarios se mantendrán estables este año, ante las buenas perspectivas de producción y abundantes reservas, informó la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

La FAO añadió que estima que la factura de importaciones mundiales de alimentos este año sumará 986 000 millones de dólares, por primera vez desde 2009 inferior al billón de dólares.

La producción de trigo en 2016 superará al consumo por cuarto año consecutivo, y las existencias del cereal llegarán a su nivel primera vez desde 2009 inferior al billón de dólares.

Esa baja se logrará a pesar del aumento del volumen comercializado, indicó la publicación bianual de la FAO Perspectivas alimentarias.

La producción de trigo en 2016 superará al consumo por cuarto año consecutivo, y las existencias del cereal llegarán a su nivel más alto de los pasados 15 años, con los incrementos más importantes en China y Estados Unidos.

El empleo total de trigo disminuirá ligeramente a medida que más agricultores a nivel mundial se pasen al maíz como alimento de su ganado.

En China es una alternativa cada vez más popular, donde se espera que la decisión del Gobierno de reducir las reservas de maíz impulse el consumo de este cereal secundario.

La medida debería afectar de forma significativa a los mercados internacionales, provocando una fuerte caída de la demanda de cebada y sorgo.

El descenso de la actividad comercial internacional puede intensificar la competencia entre los principales exportadores.

La decisión de dar salida a las existencias gubernamentales puede también afectar a los precios del arroz, que comenzaron a estabilizarse a finales de 2015 tras un prolongado descenso, y que sufrieron incluso un repunte en mayo.

Se prevé que los precios de los productos lácteos continúen siendo bajos, mientras que los del pescado parecen decididos a mantenerse en niveles moderados debido a la pujante producción acuícola.

En general, se espera que la producción de carne se mantenga estable. (Notimex)