Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Revisa Banco Mundial a la baja crecimiento en la Eurozona

La economía de Latinoamérica y el Caribe se desaceleró en 2014 hasta 0,8 %, y se espera que recupere levemente el crecimiento el año en curso hasta 1,7 %

El Banco Mundial (BM) ha revisado a la baja en siete décimas su previsión de crecimiento para la eurozona en 2015, desde 1,8 % a 1,1 %, según recoge en la nueva edición de su informe Perspectivas económicas mundiales, que considera que la actividad en la unión monetaria ha sido "más débil de lo previsto", especialmente en Francia, Alemania e Italia.

La organización destaca que tras crecer solo ocho décimas en 2014 el Producto Interno Bruto (PIB) de la zona euro aumentará 1,1 % en 2015 y 1,6 % en 2016, siete y tres décimas menos de lo que esperaba en junio, respectivamente. Para 2017, el Banco Mundial prevé un crecimiento similar al del año precedente.

Asimismo, el BM comenta que la incertidumbre política en Grecia sigue afectando a la confianza de los inversores, mientras que, por el contrario, en Irlanda y España la recuperación parece que prosigue adelante apoyada por las mejoras en la competitividad de los costes y el fortalecimiento de los balances empresariales.

La economía de América Latina y el Caribe se desaceleró notablemente en 2014 hasta 0,8 %, y se espera que recupere levemente el crecimiento en 2015 hasta 1,7 %, en un contexto de ralentización de sus socios comerciales y la caída de los precios de las materias primas, señalan expertos. Cabe recordar que en 2013 la economía de América Latina y el Caribe creció 2,5 %.

No obstante, en su informe bianual Perspectivas Económicas Mundiales, el Banco Mundial subrayó que se perciben divergencias en la región entre la brusca desaceleración de Suramérica, especialmente en Argentina, Venezuela y Brasil, y el sólido crecimiento de México y América Central.

En su capítulo latinoamericano, el organismo advierte especialmente sobre Argentina y Venezuela, países para los que prevé dos años consecutivos de contracción: -1,5 % en 2014 y -0,3 % en 2015; y -3 % en 2014 y -2 % en 2015, respectivamente. Brasil, por su parte, registró el pasado año prácticamente un crecimiento nulo, de 0,1 %, y se prevé que solo crezca 1 % este año.

Para el resto de Suramérica la situación es más positiva y estable, y si bien se ha registrado descensos en el crecimiento, se espera que continúen una expansión saludable en 2015. Este es el caso de Bolivia, cuyas estimaciones para 2015 son de una expansión de 4,5 %; el de Ecuador de 3,8 %; Colombia de 4,4 %; Perú con 4,8 % y Uruguay con 3,3 %. 

También América Central y el Caribe verá expandirse a un ritmo más elevado que la media regional, al pasar de 2,4 % del pasado año a 3,4 % de 2015, con Panamá creciendo este año 6,1 %, la República Dominicana 4,9 %, Nicaragua 4,4 % y Guatemala 3,6 %.

Por último, el recién estrenado año comenzó con más incógnitas que certezas para la región Asia-Pacífico, luego de un 2014 donde se consumaron algunos cambios de ciclo de gran calado, como los nuevos liderazgos de India e Indonesia y la consolidación de las dos primeras economías del área, China y Japón.

En el caso del gigante asiático, expertos consideran que debe modificar el modelo económico sobre el que ha basado su éxito de las últimas tres décadas, o sea, de fuerte inversión y producción basada en grandes cantidades de mano de obra intensiva.

Ahora bien, que China o India son los dos grandes pesos regionales que hacen gravitar el centro del mundo hacia el hemisferio oriental es evidente, por magnitudes y peso histórico. Sin embargo, resulta menos evidente ver en Indonesia un motor económico regional tal como realmente es. Aunque durante el tercer trimestre de 2014 creció 5,01 % -alejado del 7 % que se propone alcanzar el presidente Joko Widodo-, no deja de ser una expansión envidiable para otros emergentes.
(Fuentes: tercercamino.com, EFE y EuropaPrees)