Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

FMI reconoce pujanza de BRICS

Estados Unidos ya no puede considerarse la primera economía del planeta, ya que China lo supera en PIB en PPA

Un informe del Fondo Monetario Internacional (FMI) reveló un cambio importante en la economía mundial: Estados Unidos ya no puede considerarse la primera economía del planeta, ya que China lo supera en PIB en PPA (paridades de poder adquisitivo), a la vez que India, Rusia y Brasil, integrantes del grupo BRICS junto con Sudáfrica, también están entre las economías más fuertes. En cuanto a la fortaleza de las occidentales, indica que está disminuyendo incluso a más velocidad que lo estimado previamente.

Ahora bien, en el cálculo nominal en dólares estadounidenses, la economía china seguirá siendo menor que la economía estadounidense expresada también en dólares. Sin embargo, al calcular el producto interior bruto en paridades de poder adquisitivo, el PIB de China asciende a 17,6 billones de dólares, mientras que el PIB en PPA de Estados Unidos es ligeramente inferior (17,4 billones de dólares). Por tanto, el cálculo del PIB en PPA da una imagen más realista de la actividad económica y evidencia la superioridad del gigante asiático sobre, la hasta ahora, mayor economía mundial.

Por su parte, el Índice PMI Compuesto de la Actividad Total de la eurozona, elaborado por Markit y que incluye servicios y manufacturas, registró su cota mínima en los últimos 16 meses, lo que sigue aumentando la incertidumbre por la posibilidad de una nueva contracción económica. El índice PMI traza la pauta de la marcha del sector privado y en noviembre marcó el crecimiento más débil de la zona euro de los últimos 16 meses, con 51,4 puntos frente a los 52,1 de octubre.

El crecimiento de la producción manufacturera se había acelerado ligeramente hasta su máxima en los últimos cuatro meses, pero el ritmo de expansión siguió siendo apenas modesto. Por su parte, el crecimiento de la actividad comercial en el sector servicios se ha atenuado por cuarto mes consecutivo hasta registrar su mínima desde diciembre de 2013.

Francia y Alemania continuaron tirando a la baja, pues en la producción manufacturera, la actividad total cayó por séptimo mes consecutivo y la demanda de bienes y servicios se ha deteriorado a un ritmo más intenso, mientras que el avance de Alemania se frenó hasta su mínimo, desde el verano de 2013. En el resto de los países de la moneda única, el ritmo de expansión en general también se ha ralentizado, incluso en los países periféricos, entre los que está España, donde había mejores datos en los últimos ejercicios: la tirada de las manufacturas en los últimos cuatro meses no compensa la lentitud del sector servicios.

Y también desde el Viejo continente se conoció que el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, calificó la supervisión única de los bancos de la zona euro del "mayor paso a una integración mayor desde la creación de la Unión Económica y Monetaria". En la inauguración de las nuevas responsabilidades de supervisión bancaria, Draghi hizo hincapié en que el BCE está decidido a proteger el euro.

El presidente del BCE destacó que "nuestra responsabilidad hacia la población de este continente es establecer un modelo económico sostenible que ayude a incrementar el empleo e impulse el crecimiento", aunque reconoció que queda trabajo por hacer en la integración de los mercados de capital de Europa, así como en el ámbito económico y fiscal. El BCE supervisará directamente las entidades de crédito significativas, mientras que las autoridades nacionales harán lo propio con las menos significativas, unos 5 000 bancos.

Finalmente, analistas de la consultora estadounidense Jerome Levy Forecasting Center, dirigida actualmente por David, el nieto de Jerome, muestran su preocupación ante la situación actual. Estos expertos sostienen que existe 65 % de probabilidades de que se produzca una recesión a nivel mundial a finales del próximo año (Fuentes: Expansión.com, actualidad.rt.com y Rusia today).