Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Argentina tampoco cree en vetos

Tras el veto de Moscú a las importaciones de productos alimenticios desde Estados Unidos y la Unión Europea (UE), Rusia se abre como un auspicioso mercado de 18 000 millones de dólares para Argentina y otros países latinoamericanos. El gobierno argentino no quiere dejar pasar esa oportunidad y enviará el fin de semana un numeroso grupo empresarial a la capital rusa.

"Será una importante delegación para emprender negociaciones comerciales, ya que se abre un gran mercado para Argentina", afirmó la presidenta Cristina Fernández.

Rusia resolvió la semana pasada dejar de comprarle productos a la UE y a Estados Unidos, en respuesta por la sanción que estos le impusieron esgrimiendo la crisis con Ucrania. Sus compras a la UE el pasado año ascendieron a 16  441 millones de dólares y a Estados Unidos, a 1 795 millones, en productos primarios y manufacturas de origen agropecuario, que Argentina podría proveer a ese mercado.

Entre tanto, el ministro de Finanzas de Francia, Michel Sapin, admitió que el Producto Interno Bruto (PIB) solo crecerá 0,5 puntos, exactamente la mitad de lo proyectado. Mientras, el déficit público rebasará 4 %, en lugar del planificado  3,8 % a principios de año.

El anuncio fue hecho tras la difusión de los datos correspondientes al segundo trimestre por el Instituto Nacional de Estadísticas y Estudios Económicos (Insee), que revelaron un crecimiento CERO del PIB en esa etapa, como ya había ocurrido en el período enero-marzo.

Además, un análisis preliminar del Banco de Francia indicó que entre julio y septiembre el alza de la economía será de dos décimas de punto, más cerca del estancamiento que del crecimiento. El golpe es duro para el presidente François Hollande y su equipo de trabajo porque el presupuesto general de la nación se calculó sobre bases más optimistas y ahora tiene que hacer nuevos ajustes.

Mientras, el gabinete de China encabezado por el primer ministro Li Keqiang aprobó la cancelación o descentralización de 21 regulaciones vinculadas con aprobaciones administrativas en la aviación civil, minería, telecomunicaciones y transporte marítimo, entre otros sectores.

Una declaración oficial divulgada por la agencia estatal Xinhua señala que ocho de esas regulaciones cambiadas permitirán al gobierno central delegar a los de provincias el visto bueno en el control en la educación superior, nuevas especies de la flora, uso de la tierra, certificados de producción segura, narcóticos, explosivos para usos civiles y dispositivos nucleares.

El Gobierno también forzó a los reguladores del Estado a llevar a cabo más tareas de supervisión mediante la enmiendo de 10 artículos comprendidos en esos reglamentos.

Las medidas, que entraron en vigor el fin de semana último, forman parte de los cambios que han adoptado los dirigentes del Estado desde que asumieron el poder en marzo de 2013 y está dirigida a que los gobiernos locales tengan más influencia y sean más flexibles, mientras concentra el trabajo central a la supervisión.

Por último, el petróleo Brent del Mar del Norte, para entregas en septiembre, cotizó la semana pasada a 102,18 dólares el barril en el comienzo de la sesión del mercado electrónico Intercontinental Petroleum Exchange (ICE), ascendiendo  solo 10 centavos de dólar respecto al cierre previo, de 102,08 dólares por barril. El crudo estadounidense West Texas Intermediate también para entregas en septiembre registró una caída de 18 centavos de dólar (0,19 %) y cotizó a 95,40. Finalmente, la canasta de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) se mantuvo sin cambios en 100,88 dólares. (PL, AP, Reuters)