Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

A todo galope contra Grecia la Troika europea

Según sus tanques pensantes, el país heleno debe enviar a casa no menos de 150 000 funcionarios entre este año y 2015

Tal premisa es imprescindible para llegar a un acuerdo sobre despidos en la administración y reformas demandadas, condiciones para proceder a una nueva entrega de dinero al gobierno de Atenas.

Al término del encuentro donde se discutió lo anterior, el titular de Finanzas, Yanis Sturnaras, insistió que “se había avanzado y que solo quedaban problemas técnicos por resolver”.

Lo cierto es que la “carga” de la Troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional) contra el gobierno griego lo ha colocado entre la espada y la pared con la exigencia de eliminar 150 000 empleos públicos, algo que “huele” a nuevos y peores conflictos con los sindicatos y la población laboral de esa nación, cada vez más depauperada desde la crisis económica de 2008.

Según trascendió, ni el primer ministro Antonis Samarás ni sus socios de gobierno quieren seguir poniéndole más banderillas al toro heleno y mucho menos en tiempos de elecciones, pues la medida haría disminuir los votos potenciales. Al respecto, Samarás y sus correligionarios proponen “jubilaciones anticipadas, bajas y remodelaciones ministeriales” pero no despidos directos.

Sin embargo, la Troika insiste en que el ejecutivo explique cómo va a cumplir su compromiso de eliminar 25 000 puestos este año y presente una evaluación del personal en la administración pública para comprobar que una parte no cumple con los criterios.

Los tanques pensantes tampoco ven con buenos ojos las propuestas gubernamentales de rebajar el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), fijado hoy en 23 %, y la amnistía fiscal para los grandes defraudadores que podría llegar a condonar hasta 80 % de la deuda con el Estado. A debate también figura la capitalización de los bancos griegos y la posibilidad de que estos faciliten el pago de préstamos e hipotecas a los ciudadanos, que en los últimos dos años vieron reducidos sus ingresos en más de 45 %.

El ministro de Finanzas, Yanis Sturnaras, explicó que las negociaciones con la Troika continuarán a finales del presente mes o a principios del siguiente, lo cual significa un nuevo retraso en el pago de los 2,8 mil millones de euros que el gobierno griego espera. (S.E.)