Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Cierran las bolsas sin dirección definida

El índice FTSE-100 de los principales valores de la Bolsa de Londres ganó 0,36 %, para cerrar en 6.154,41 enteros 

Las principales bolsas europeas cerraron sin una dirección definida, tras algunos buenos resultados de empresas de Estados Unidos, pero un decepcionante indicador de confianza en ese país.  

El índice FTSE-100 de los principales valores de la Bolsa de Londres ganó 0,36 %, para cerrar en 6.154,41 enteros.  En la Bolsa de París, el CAC 40 cerró casi estable (-0,07 %) a 3 741,58 puntos.  El DAX de la Bolsa de Fráncfort terminó en baja de 0,43 % a 7.702,23 puntos; y el IBEX 35 de la Bolsa de Madrid perdió 0,29 % para cerrar en 8 604,30 unidades.

Mientras las acciones europeas cerraron con retrocesos tras decepcionantes datos económicos en Gran Bretaña y Estados Unidos, pero niveles técnicos de soporte y las políticas de estímulo de bancos centrales mantuvieron a los índices referenciales cerca de máximos de varios meses.

Wall Street ampliaba las pérdidas marginales con las que el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, bajaba  0,16 % lastrado por la caída de Intel y el descenso de la confianza de los consumidores de EE.UU.

Ese índice, que agrupa a treinta de las mayores empresas cotizadas de EE.UU., restaba a esa hora 22,07 puntos para colocarse en las 13 573,95 unidades, en tanto que el selectivo S&P se dejaba el 0,25 % (-3,71 puntos) hasta 1 477,23, y el índice compuesto del mercado Nasdaq 0,47 % (-14,82 puntos) y logró 3 121,18 enteros.

Tras un arranque indeciso, Wall Street optaba ahora por el terreno negativo arrastrado por el sector tecnológico (-0,76 %), que se veía afectado por la caída de 6,79 % que sufría la tecnológica Intel un día después de anunciar que ganó 11 000 millones de dólares en 2012, 15 % menos interanual.

 En los números rojos de la jornada influía además el descenso en enero de la confianza de los consumidores de EE.UU. hasta su nivel más bajo en un año, según la Universidad de Michigan, que atribuyó esos datos al reciente debate fiscal en el Congreso que ha tenido en jaque al país.

En otros mercados, el petróleo de Texas bajaba a 95,24 dólares por barril, el oro descendía a 1 688,4 dólares la onza, el dólar ganaba terreno frente al euro, que se cambiaba a 1,3320 dólares, y la rentabilidad de la deuda estadounidense a 10 años retrocedía a 1,84 %.

Esos datos frenaron el buen momento del sector minorista y limitó los avances en el sector minero, que subió tras datos que mostraron que el crecimiento económico se aceleró en China en diciembre por primera vez en dos años.

Las bolsas asiáticas avanzaban el viernes pasado luego de que datos alentadores provenientes de Estados Unidos y China impulsaron las perspectivas para la economía global, mientras que el yen alcanzó nuevos mínimos antes de la reunión de la próxima semana del Banco de Japón.

 Tanto los mercados de valores de Tokio y Hong Kong subieron a máximos en varios meses por el sentimiento optimista.

 La economía de China creció un 7,9 % en el cuarto trimestre de 2012 respecto al mismo período un año atrás, fortaleciéndose frente a 7,4 % del tercer trimestre.

El rebote rompió siete trimestres consecutivos de expansión ralentizada, y es un buen augurio para la toma de riesgos en medio de una mejora de las perspectivas para la economía global.

 La noticia positiva de China se suma a sólidos reportes del mercado laboral e inmobiliario en Estados Unidos, apoyando la confianza sobre las dos economías más grandes del mundo.

"Los datos (del PIB) reafirmaron la visión de que China no verá un aterrizaje forzoso como se temía en un punto y que la economía se encuentra en una posición más sólida que el año pasado y retomando un nivel de crecimiento sostenido de 7 al 8 %", dijo Tomomichi Akuta, investigador senior de energía en Mitsubishi UFJ Research and Consulting en Tokio. (Fuentes: Reuters y EFE)