Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Proponen crear federación europea para solucionar crisis

Tal decisión permitirá que el fondo de rescate permanente entre en funcionamiento a corto plazo, lo cual es vital para los países más frágiles de la Eurozona

La creación de una federación de estados nacionales como solución para salir de la crisis fue propuesta el miércoles por el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, indicó PL desde París.

En una intervención ante el Parlamento Europeo en la ciudad de Estrasburgo, Barroso recordó que como "los países del continente están en el mismo barco, para capear el temporal hace falta unión, sobre todo entre la tripulación".

Al tratar de argumentar su tesis, reconoció que las respuestas dadas hasta ahora no convencieron ni a los ciudadanos ni a los mercados, por lo que Europa necesita un nuevo rumbo y pidió continuar los ajustes y las reformas en los países más vulnerables y solidaridad a los más consistentes.

Su discurso coincidió con la ratificación por la Corte Constitucional y el Gobierno alemán del fondo de rescate y del pacto fiscal europeo, despejando una de las grandes incertidumbres que pesaban sobre el futuro de la Eurozona.

Tal decisión permitirá que el fondo de rescate permanente entre en funcionamiento a corto plazo, lo cual es vital para los países más frágiles del bloque, como España o Italia, aunque no entrará en vigor hasta el 1 de enero de 2013.

Igualmente la Comisión Europea presentó las bases para el diseño de una supervisión bancaria única en la Eurozona, un primer paso hacia su proyecto de unión bancaria, con el que pretende cortar definitivamente la dependencia del sector financiero de la deuda soberana.

Durante su intervención, Barroso destacó que el Banco Central Europeo tiene la obligación de comprar deuda para evitar la fragmentación del euro, aunque no puede financiar a los gobiernos.

La máxima autoridad monetaria europea no solo tiene el derecho de actuar sino también la obligación de restaurar la integridad de la política monetaria, por lo que debe respetarse su independencia en alusión a las críticas sobre su programa de compra de bonos de países endeudados.