Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Tendencia a la baja inaugura semana financiera

Contagiadas por datos peores de lo previsto sobre la balanza comercial china y con la vista puesta en la reunión que celebrará esta semana la Reserva Federal de Estados Unidos, Wall Street y los principales mercados bursátiles del mundo mostraron una moderada tendencia bajista al iniciar esta nueva semana

 

Al mediodía de este lunes, la Bolsa de Valores de Nueva York arrojaba que su principal índice, el Dow Jones, restaba 21.67 puntos hasta las 13.284,97 unidades, en tanto que el selectivo S&P 500 cedía un discretísimo 0.1 % (-1.4 puntos) hasta las 1.436,52 unidades y el índice compuesto del mercado Nasdaq perdía 0.14 % (-4.4 puntos) hasta las 3.132,02 unidades.

Con ello se veían interrumpidas las ganancias de los inversores neoyorquinos la semana última, cuando el Dow Jones se anotó en dicho lapso un avance de 1.65 % y se afianzó sobre niveles desconocidos desde finales de 2007 gracias al programa de compra ilimitada de deuda soberana anunciado por el Banco Central Europeo (BCE).

Los integrantes del Dow Jones quedaban prácticamente divididos entre las pérdidas y las ganancias, de forma que el lado negativo lo capitaneaban la aeronáutica Boeing (-2.21 %), la tecnológica Intel (-2.07 %), el grupo 3M (-1.86 %) y las también tecnológicas Cisco (-1.28 %) y Microsoft (-1.03 %), mientras que por el bando contrario destacaban el grupo informático Hewlett-Packard (1.75 %), el productor de aluminio Alcoa (1.43 %) y el grupo de alimentación Kraft (1.38 %).

Ahora todas la miradas concluyen hacia la Reserva Federal estadounidense (FED), que iniciará el miércoles una reunión de dos días sobre política monetaria cuyo colofón será una conferencia de prensa de su presidente, Ben Bernanke, de seguro analizada con lupa por los inversores neoyorquinos y, por qué no, de allende los mares.

En la tendencia bajista de la jornada, que afecto a las principales Bolsas de Europa y de Asia, tenían que ver además los poco convincentes datos de la balanza comercial de China, cuyas exportaciones se elevaron 2.7 % interanual en agosto, hasta los 177 970 millones de dólares, en tanto que las importaciones cayeron por tercer mes consecutivo en 2.6 %.

Del otro lado del Atlántico y a poco de la hora del cierre, las principales Bolsas mostraban números a la baja o equilibrados, con los operadores influidos por indicadores chinos y a la espera de una reunión de la Reserva Federal de EE.UU. a mediados de la semana.

En Londres, el índice FTSE-100 se mantuvo prácticamente sin cambios (perdió un ínfimo 0,004 %), en 5.794,55 puntos. En París, el CAC 40 bajaba 0,10 %, a 3.515,54. Por su parte, en Francfort, el Dax retrocedía un mínimo 0,09 %, a 7.207,96, mientras que en Madrid, el Ibex 35 caía 0,23 %, a 7.865,00 puntos.

Y en la otra mitad del planeta, las Bolsas de Asia-Pacífico cerraron con altas y bajas la jornada de este lunes. Así, el Nikkei cerró con baja de 2.28 puntos (0.03 %), a 8,869.37 unidades, después de que las pérdidas de los exportadores, ocasionadas por la fortaleza del yen, se vieran contrarrestadas por las ganancias de las empresas relacionadas con China.

El resto de Asia-Pacífico se comportó con números mixtos, en una sesión en que el mercado de Shangai encabezó las alzas, cuando el índice S. Composite ganó 0.34 %, seguido del Hang Seng de Hong Kong, con +0,34 %.

Por el contrario, las pérdidas más significativas recayeron en el índice Kospi de Seúl, con -0,25 %, seguido del All Ordinaries de Sydney (-0,25 %) y el Straits Times de Singapur, con -0.10 %.

Fuente: EFE