Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Persisten números rojos en las principales Bolsas

Wall Street registraba pérdidas firmes este mediodía, ante la falta de nuevas medidas de estímulo económico por parte de la Reserva Federal (FED) de Estados Unidos. Tanto es así, que el índice industrial Dow Jones, el más importante, mostraba un retroceso de 95.36 puntos (-0,74 %) para colocarse en 12 875.70 unidades, imitado por las bolsas europeas

La principal referencia del parqué neoyorquino, que agrupa a 30 de las mayores empresas cotizadas estadounidenses, perdió la barrera psicológica de los 13,000 puntos que había reconquistado el pasado viernes.

Peor fueron las cosas en los otros dos índices de Wall Street, ya que el selectivo S&P 500, que mide la evolución de las 500 mayores empresas del país, y el  mercado Nasdaq, donde cotizan algunas de las mayores tecnológicas del mundo, también cedían terreno este jueves.

Por tanto, el Standard & Poor's 500 bajaba 10.68 puntos (-0,78 %) al ubicarse en 1 364.64 unidades; el Nasdaq Composite, de títulos bancarios, tecnológicos, industriales y de seguros, también reportaba una caída de 13.11 puntos (-0,45 %) al operar este mediodía en 2 907.10 unidades, y cerraba el NYSE Composite tras descender 51.60 puntos (-0,66 %) para situarse en 7 789.73 unidades.

Las bolsas europeas cerraron este jueves a la baja, en una sesión volátil, después de que el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, decepcionase a unos inversores que esperaban acciones valientes después de que la semana pasada prometiese hacer "lo que haga falta" para defender al euro.

Draghi dijo que cualquier nueva medida del BCE, que mantuvo los tipos en el 0,75 %, estaba condicionada a que los gobiernos de la zona euro utilizasen primero los fondos de rescate. El presidente del BCE también insinuó que el jefe del Bundesbank alemán, Jens Weidmann, había expresado reservas sobre las compras de bonos, pero añadió que el banco central consideraría otras medidas "no convencionales" para frenar la crisis de crédito.

Los inversores, que habían impulsado a los mercados antes de las palabras de Draghi, se apresuraron a vender acciones tras su intervención, lo que hizo bajar provisionalmente 1,1 % al índice FTSEurofirst 300, 5,2 % al español IBEX y 4,6 % al italiano FTSE MIB.

Los bancos de la moneda única, que están expuestos a países de la región altamente endeudados, fueron los que más sufrieron hoy, con su índice cayendo 6,2 % y el español Banco Santander hasta 6,7%. Otros sectores relacionados con el crecimiento también perdieron terreno este jueves,  como el de acciones automotrices al caer 2,3 % y las del sector constructor, 2 %.

Por último, los mercados bursátiles del Sudeste Asiático cerraron hoy con números mixtos, en los que Malasia y Vietnam finalizaron en positivo, mientras Indonesia, Singapur y Filipinas acabaron con pérdidas; la plaza de Bangkok permaneció cerrada por festividad local.

En Singapur, la Bolsa de Valores de la ciudad-Estado perdió 14,89 enteros, equivalentes a 0,49 %, y dejó al índice Straits Times en el nivel 3,036,19; en Indonesia, la Bolsa de Valores de Yakarta bajó 37,35 activos (0,90 %), y el índice JCI acabó en la marca 4.093,11; en Malasia, el parqué bursátil de Kuala Lumpur subió 0,98 puestos o 0,06 %, para que el índice KLCI finalizase el día en 1.633,45, ala vez que en Filipinas, la Bolsa de Valores de Manila retrocedió 5,32 activos, equivalentes a 0,10 %, y el indicador PSEi frenó en la línea 5.293,40.

Entre tanto, la plaza financiera vietnamita de Ciudad de Ho Chi Minh, sumó 3,55 posiciones o 0,86 %, para que el indicador VNIndex se situase en el vector 416,10.

Fuentes: EFE y Notimex