Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Semana oscura en principales mercados

Los inversores siguen preocupados con el tema de España. El Ministro español de Economía se reunía hoy con su homólogo alemán para informarle cómo emplearían los primeros 30 000 millones de euros de asistencia para los bancos

Después del “viernes negro” 20 para los principales mercados bursátiles, la pasada semana comenzó con tintes oscuros, pues los inversores seguían muy preocupados con el tema España y Grecia. En el primero de los casos, el Ministro de Economía español se reunía hoy con su homólogo alemán para informarle cómo emplearían los primeros 30 000 millones de euros de asistencia para los bancos, mientras que Rajoy convocaría a Monti en Madrid el 2 de agosto, fecha en que España realizaría la siguiente subasta de bonos, por lo que Monti quedaría de alguna forma “estéticamente” vinculado a su resultado. Hay dos variables determinantes para las próximas semanas.

Tanto, que pueden llegar a decidir el futuro del euro: Subastas de bonos en España, el 2 de agosto y los días 6 y 20 de septiembre. Cualquier síntoma de debilidad en la demanda u objetivos excesivamente reducidos por parte del Tesoro generarían un problema serio. El mercado tiene presente que el total de vencimientos (cualquier plazo, incluyendo intereses) es de unos 10,5 millares de millones de euros en septiembre y de unos 33 en octubre. 

Está previsto, por calendario, que Moody’s se pronuncie sobre España también a mediados de septiembre. Su calificación actual es Baa3, con perspectiva negativa. En la escala de Standard&Poors, España se encuentra en BBB+, que es dos escalones anterior a la pérdida del grado de inversión, por lo que se dispone de  algo más de capacidad de maniobra.

La Bolsa de Valores de Nueva York abrió el martes anterior con pérdidas moderadas, ante los decepcionantes reportes de empresas estadounidenses y los renovados temores sobre una posible salida de Grecia de la eurozona.

A esos factores se sumó la incertidumbre sobre la situación en Europa, después de que la agencia Moody’s disminuyó la perspectiva sobre la deuda de Alemania, Holanda y Luxemburgo debido al efecto adverso en la calificación de apoyar a otros miembros de la Zona euro, según analistas.

Durante los primeros minutos de transacciones bursátiles de ese día en Wall Street, el índice industrial Dow Jones retrocedía 57,37 puntos (-0,45 %) para situarse en 12 664,09 unidades. La misma tendencia reportaba el NYSE Composite que bajaba 24,21 puntos (-0,32 %) al ubicarse en 7 646,33 unidades, mientras que el Standard & Poor’s 500 perdía 4,80 puntos (-0,36 %) al colocarse en 1 345,72 unidades.

El Nasdaq Composite, de títulos bancarios, tecnológicos, industriales y de seguros, también registraba un leve descenso de 9,31 puntos (-0,32 %) al operar en 2 880,84 unidades.

Por su parte, la posibilidad de rescatar financieramente a España preocupa intensamente a Europa debido a su costo potencial, muy superior del dinero existente en los presentes fondos de ayuda. Los mercados financieros, además, han comenzado a preocuparse por Italia, otra gran economía europea con una enorme deuda soberana y casi nulas posibilidades de crecimiento económico.

Los temores sobre España aumentaron el lunes precedente cuando el Banco Central informó que la economía se contrajo 0,4 % el segundo trimestre con relación a los tres meses anteriores. El Gobierno pronosticó que la economía no volverá a crecer hasta 2014, pues las nuevas medidas de austeridad afectarán a consumidores y empresas.En la apertura del 24, el índice DAX de Fráncfort cayó 3,18 %, al igual que el londinense FTSE retrocedió (2 %), y en París el CAC 40 también perdió 2,89 %. El euro cayó por debajo de 1,21 dólares, su menor nivel desde junio de 2010. El rendimiento de los bonos soberanos españoles a 10 años subió a 7,56 % por la mañana, su máximo desde que España se unió al euro en 1999.

Fuentes: EFE y Notimex