Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Reunión de bancos europeos entre críticas por planes de austeridad

Bajo extremas medidas de seguridad, la capital de la comunidad autónoma española de Cataluña acoge la cita del Consejo de Gobierno del BCE

El Banco Central Europeo (BCE) inició este jueves en Barcelona su reunión sobre política monetaria, en medio de crecientes críticas a los programas de austeridad aplicados en el llamado Viejo Continente para reducir el déficit público, reporta desde Madrid la agencia Prensa Latina.

Bajo extremas medidas de seguridad, la capital de la comunidad autónoma española de Cataluña acoge la cita del Consejo de Gobierno del BCE, integrado por los gobernadores de los bancos centrales de las 17 naciones de la zona del euro. Normalmente, el supervisor europeo se reúne cada dos semanas en su sede central en Francfort, pero dos veces al año lo hace en un país distinto.

El encuentro se celebra en pleno debate sobre el crecimiento de la zona euro -los 17 países que comparten la moneda común- y cuando surgen voces a favor de que el imperativo ajuste del déficit vaya acompañado de medidas de estímulo económico.

El propio presidente del BCE, Mario Draghi, llamó hace unos días a los líderes de la Unión Europea (UE) a concertar un pacto por el crecimiento, aunque dejó claro que la consolidación fiscal, que se traduce en duros recortes del gasto público, es inevitable y necesaria.

Otro de los temas que marcarán la agenda del conclave es la reforma del sistema financiero y la necesidad de acordar los nuevos requisitos de capital para la banca.

Se da por hecho que la entidad monetaria acordará este jueves dejar inalterados los tipos de interés al mínimo histórico del uno por ciento, y mantendrá también su política de suministro de liquidez, pese al temor a que se acentúe la crisis de endeudamiento de la Eurozona. Además, el hecho de que la cita se realice en la ciudad Condal pondrá en el foco de la reunión la situación de España, cuya economía entró en recesión en el primer trimestre de este ejercicio.

La nación ibérica vio también cómo la agencia de medición de riesgo Standard and Poor's rebajó en dos peldaños la calificación de su deuda soberana, lo cual previsiblemente dificultará aún más su capacidad de refinanciarse en los mercados exteriores.

 Para garantizar el normal desarrollo del encuentro, que congregará a los gobernadores de bancos centrales de la UE, el ejecutivo conservador de Mariano Rajoy restableció el sábado último los controles fronterizos con Francia.

La medida, que se extenderá hasta mañana viernes, implica la suspensión temporal del Acuerdo de Schengen de libre circulación de ciudadanos entre los 27 países miembros del bloque comunitario. Este pacto cubre toda la UE a excepción de Irlanda y Reino Unido, además de Islandia, Lietchenstein, Noruega y Suiza.

 Unos 3 500 efectivos de la Policía y de la Guardia Civil españolas fueron llamados para reforzar el dispositivo de seguridad de la cita en la capital de Cataluña, a los que se suman otros 4 500 de los Mossos d'Esquadra (policía catalana).