Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Edificar presente y futuro

La Empresa de Proyectos de Obras de Arquitectura e Ingeniería (EMPROY-2) sobresale, desde su constitución en 1987, como una de las más importantes de su tipo en el Ministerio de la Construcción (Micons)

Con elevado protagonismo en numerosos inmuebles y edificaciones de Cuba y también allende nuestras fronteras, han transcurrido las más de tres décadas de trabajo de la Empresa de Proyectos de Obras de Arquitectura (EMPROY-2), perteneciente al Grupo Empresarial de Diseño e Ingeniería (OSDE-GEDIC) del Ministerio de la Construcción (Micons).

Reconocida trayectoria acredita a esta entidad, la cual ha llevado a cabo diversos proyectos, asesorías, así como consultorías técnicas en las más importantes ramas de la construcción en la Isla.

Al propio tiempo sus profesionales han incursionado con favorables resultados en el diseño de obras de arquitectura en sectores que abarcan desde la salud, el turismo, la inmobiliaria, la industria, la vivienda, sociales y la biotecnología, hasta la cultura, el deporte y la educación.

Gracias a la elevada preparación de sus  especialistas y técnicos, organizados en grupos multidisciplinarios de proyectos, EMPROY-2 centra su labor en ser una empresa competitiva y lograr altos niveles de eficiencia en cuanto a minimizar el tiempo de ejecución, el costo de la inversión, así como la calidad requerida para cumplir las expectativas de los clientes.

El diseño de arquitectura e ingeniería, urbanismo, restauración, paisajismo, interiores, exteriores, consultorías técnicas, topografía, confección de maquetas, estudio de riesgo y vulnerabilidad, entre otras prestaciones, forman parte de la extensa lista de servicios que provee EMPROY-2.

Los resultados hablan

De acuerdo con el MSc. Ing. Luis Esteban González Álvarez, director general de EMPROY-2, esta ha sido certificada por la Oficina Nacional de Normalización y por la Lloyd´s Register Quality Assurance, “la empresa está avalada por una doble certificación de su sistema integrado de gestión, conformado por las Normas de Gestión de medio ambiente, calidad y seguridad y salud en el trabajo”, subrayó.

Eso -acotó- ofrece ventajas para ser más competitivos en el mercado, aspecto en el que también influye notablemente la preparación del personal.

En el caso de EMPROY-2 es una fuerza laboral altamente calificada e integrada mayoritariamente por arquitectos e ingenieros civiles, mecánicos, eléctricos, industriales e hidráulicos; “lo cual posibilita que podamos asumir obras complejas y de alto nivel de diseño como el recién concluido Instituto de Hematología y la remodelación del Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso”.

Si bien hoy, a partir de una transformación en la estructura de la empresa, por la salida del mercado de la Zona Especial de Desarrollo Mariel (ZEDM), existen múltiples clientes que solicitan su accionar y servicios, precisó González Álvarez y resaltó que la demanda se ha incrementado considerablemente.

Entre las obras más destacadas de las que se ocupa EMPROY-2 se incluyen las destinadas al turismo, todas estratégicas para el desarrollo del país. Ejemplificó el Director General que ellos proyectaron el hotel Prado y Malecón, se está trabajando en las ideas conceptuales del hotel Telégrafo y además participan en la negociación del hotel ubicado en 1ra. y 70, en Miramar.

En la esfera de la salud -añadió el entrevistado- el sello de distinción y garantía de esta empresa, líder en la actividad de proyectos en Cuba, está presente en inmuebles como el Instituto de Hematología. Se suma a la amplísima gama de proyectos en ejecución por parte de EMPROY-2 los referentes al programa de la vivienda y a la reparación de bases de almacenes a diferentes organismos.

Explicó además González Álvarez que entre sus principales clientes se encuentran la Inmobiliaria Almest, la Corporación Cimex y la Empresa de Proyectos de Obras Varias (EPROB).

Profesionales de excelencia

La formación, experiencia y calificación de los profesionales que se desempeñan en EMPROY-2 resulta un aspecto clave para comprender el prestigio de esa entidad. En tal sentido el Director General se refirió a la atención que brindan a los recién graduados que se incorporan a la empresa.

“Consideramos que nuestro capital humano es lo más importante y la actividad que realizamos aquí específicamente requiere años de preparación, pues no se forma en dos días un proyectista y nos afecta si perdemos a uno.

“Entonces, destinamos recursos para que los trabajadores se sientan comprometidos con la empresa”, resaltó González Álvarez.

Por otro lado, indicó que los medios y programas informáticos  resultan igualmente de particular repercusión en el quehacer cotidiano de la entidad, motivo por el cual también ponen especial atención en este aspecto.

En Fihav 2018

La edición número 36 de la Feria Internacional de La Habana constituye una plataforma fundamental para mostrar las potencialidades de EMPROY-2 de cara al mercado nacional y foráneo.

Al respecto dijo González Álvarez que parten de considerar que “no existe ningún tabú para que una empresa cubana no busque el acercamiento a entidades extranjeras y propicie negociaciones. Estamos abiertos a todas las oportunidades.

“Fihav -elogió- es un entorno para dialogar e intercambiar sobre posibilidades favorables para nuestro país. Participar en este encuentro comercial y de negocios nos permite dar a conocer las capacidades de las que dispone la Isla en materia de proyectos de arquitectura e ingeniería”.

Enfatizó igualmente el Director General de EMPROY-2 que esta empresa ha tenido experiencia en proyectos realizados en unas 15 naciones y “pretendemos expandirnos cuánto sea posible, por tanto, nuestros objetivos y expectativas son establecer alianzas y conocer cómo se mueve en la región la actividad a la que nos dedicamos”.

Aporte a los 500

Con un cumplimiento positivo en el plan de producción y en los indicadores económicos, EMPROY-2 está a tono con la próxima celebración de los cinco siglos de la fundación de La Habana.

En función de la fecha se ha diseñado un programa que incluye el mejoramiento de la imagen visual de la empresa, el acompañamiento a entidades de la comunidad escuelas, el vínculo con el entorno más cercano a través de actividades como charlas, entre otras acciones.

“Todas las obras que ejecutamos responden a necesidades sociales y económicas que inciden, por supuesto, en que la capital tenga una imagen cada vez más bella”, subrayó.