Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Tecnoazúcar mira hacia nuevos horizontes

La empresa del Grupo Azcuba llega a FIHAV 2017 con mayor solidez, mientras celebra su aniversario 35 enfocada hacia una mayor diversificación y exportación de productos y servicios

La Feria Internacional de La Habana (Fihav), en su edición de 2017 se presenta como el espacio ideal para la consolidación y el crecimiento de varias empresas cubanas. Precisamente con ese objetivo llega Tecnoazúcar, que al decir de sus directivos se halla en un proceso de ascenso, básicamente en lo referente a la diversificación y exportación de su producto fundamental: el ron.

Rodrigo Díaz Sandoval, jefe de la División de Exportaciones de Tecnoazúcar, explicó que la entidad actualmente tiene presencia en casi todos los países de la Unión Europea, además de México, China y Rusia. Igualmente agregó que existe la meta de expandirse en otras áreas, como es el caso de la euroasiática. 

Díaz Sandoval agregó que en los últimos seis meses ha habido un despunte en las ventas de la línea Vacilón, que ya se había insertado con gran aceptación en el mercado europeo, y que ahora ha visto cómo mejoran sus números, fundamentalmente en Alemania.

Asimismo, los dos principales estandartes de la empresa: Mulata y Santero, mantienen su crecimiento, y a ellos se suman otros sellos de su cartera comercial, tales como Vacilón (aguardientes y rones de 3 hasta 7 años) y Conde de Cuba (gama que se extiende hasta añejos de 15 años). 

Además, dentro de las exportaciones de la empresa, cimentadas históricamente en los rones, también Tecnoazúcar planea sumar los servicios técnicos y de investigación y desarrollo, y lo hará apoyándose en dos centros como el Instituto de Investigaciones de los Derivados de la Caña (Icidca) y el Instituto Nacional de Investigaciones de la Caña de Azúcar (Inica).

Precisamente del Icidca salió un producto como el Fitomat, con excelentes aplicaciones en las plantaciones para fortalecer los cultivos de caña, y que en estos momentos ya se exporta hacia República Dominicana, mientras que la empresa trabaja para obtener certificaciones en otros países.

Cambio de look

Varios son los productos de Tecnoazúcar que ostentan desde el pasado año una nueva imagen, un cambio promovido con el objetivo de estar a la altura de las exigencias actuales del mercado.

Así, además de los recientes looks de una popular línea de surtidos mayoritarios como es Mulata con sus añejos de 15 y 25 años, también se suma a la renovación Conde de Cuba, que llega a Fihav 2017 como uno de los productos con los que se pretende crecer en el mercado externo, además de su futura inserción en la plataforma nacional. También, el rediseño de la línea completa de Conde…, aspirará esta edición al Premio de Diseño para una colección.

Otro de los que próximamente cambiarán su imagen será Santero, lo cual estará en concordancia con el crecimiento reciente de sus exportaciones.

No obstante pasar en estos tiempos por un proceso de recuperación, tras las afectaciones provocadas por el intenso huracán Irma, la empresa se centra en la diversificación y la eficiencia como factores clave en el repunte.

Un baluarte para Azcuba

Como parte del Grupo empresarial Azcuba, Tecnoazúcar es la entidad encargada de la comercialización de azúcar y sus derivados, así como de otros productos agropecuarios, todos en el mercado interno a lo largo y ancho del país, además de dedicarse a la exportación de otras producciones y servicios que forman parte de ese sistema.

Dedicada exclusivamente en sus inicios, allá por el año 1982, a la exportación de servicios técnicos, consultorías, asistencia técnica y transferencia de tecnología hacia otras naciones, Tecnoazúcar logró labrarse un nombre en el mundo, sobre todo en el apartado de asistencia técnica en el campo de la industria azucarera, enfocándose en América Latina y el Caribe.

Exactamente 35 años de experiencia, la misma cantidad de ediciones de Fihav, durante los cuales Tecnoazúcar ha ido sumando funciones como la de comercialización del azúcar y sus derivados, le han permitido  evolucionar hasta transformarse en un experto mediador entre productores de Azcuba y los clientes del mercado interno y externo.