Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Actualidad de las energías renovables en Cuba

Durante la inauguración de la XII Conferencia Mundial de Energía Eólica, Alfredo López, ministro de Energía y Minas ofreció una panorámica sobre la situación actual y las perspectivas de las fuentes renovables en el país

Hace más de 20 años, en la Conferencia de Naciones Unidas sobre medioambiente y desarrollo, celebrada en Río de Janeiro en 1992, el líder de la revolución Fidel Castro advirtió sobre el peligro de la especie humana ante la degradación del medioambiente.

Cuba realiza importantes esfuerzos en correspondencia con la voluntad de enfrentar ese fenómeno. Ejemplo de ello son las 34 658 instalaciones que utilizan energías renovables en la Isla, según explicó Alfredo López, ministro de Energía y Minas.

Tal cifra puede desglosarse en 10 595 calentadores solares, 827 plantas de biogás, 187 emplazamientos hidroeléctricos, cuatro parques eólicos, entre otras. "Algunas no solo resuelven el problema de la energía renovable, sino la electricidad de lugares aislados, donde ahora mismo no llega el sistema eléctrico cubano", subrayó López.

Biomasa cañera

Existen en este sector 470 mega watts (Mw) de potencia establecida. Las calderas con que se trabaja son de baja presión, por lo cual la eficiencia es muy baja. "En estos momentos nuestras instalaciones energéticas, que dependen de la industria azucarera, producen menos de 40 kilowatts/hora por tonelada de caña".

En aras de mejorar los rendimientos están en marcha sendos proyectos en la planta bioeléctrica del central Jesús Rabí, en la provincia Matanzas; y otra en el  Ciro Redondo, de Ciego de Ávila.

El primero incluye el montaje de un bloque energético de 20 MW, donde los equipos fundamentales a instalar corresponden a un sistema de almacenamiento de la biomasa, porque es importante que el bagazo se mantenga seco para su mayor aprovechamiento. Una planta de tratamiento químico del agua y la subestación eléctrica de interconexión, constituyen otras obras primordiales en tal sentido.

El titular del ramo comentó que este estudio de factibilidad fue realizado por la empresa Iproyaz, y destacó la profesionalidad de quienes trabajan en esta tarea.

En el Jesús Rabí se espera alcanzar una generación eléctrica anual de 139, 2 GW/h (gigawatt/ hora) en 290 días de operación. De ese total deben entregarse 93, 2 GW/h al Sistema Eléctrico Nacional. Teniendo en cuenta que son 180 días de zafra, es posible llegar hasta 230 jornadas con los productos propios del central, y el resto del tiempo se complementa con biomasa forestal, proveniente de áreas cercanas ya identificadas .

Esta planta debe tener un índice de eficiencia de al menos 100 KW/h por cada tonelada de caña que se muele. Como parte de sus resultados, permitirá sustituir al año aproximadamente 27 449 toneladas de combustible. A partir de este ahorro, el período de recuperación descontado es de unos siete años.

"En el caso de Cuba, estas energías renovables se pagan con el combustible que se ahorra, porque tenemos un buen por ciento de la energía generado con combustibles fósiles, a un precio que en este momento es bastante alto", señaló el ministro.

En el proyecto Ciro Redondo, aún en proceso de negociación y estudio, se quiere montar un bloque mayor, de 60 MW. Con esto se podrían alcanzar 320 GW/h de generación eléctrica anual en 290 días de operación, y entregar 280 GW/h al Sistema Eléctrico Nacional. Así se sustituirían aproximadamente 84 000 toneladas de combustible al año, con un período de recuperación descontado de alrededor de seis años.

Otro elemento a favor de la biomasa cañera es que puede estar bastante bien distribuida por todo el país.

Energía fotovoltaica

Se encuentran instalados 9 164 paneles solares aislados, con 2,8 MW de potencia total, más cinco pequeñas instalaciones conectadas al sistema. López explicó que el potencial de radiación solar en el país es de aproximadamente 5 KW/h por metro cuadrado, cada día.

"Esto no significa que cada vez que se ponga un metro cuadrado se va a obtener 5 KW/h, porque la eficiencia para dos paneles comerciales puede estar entre 14 % y 17 %. Sabemos que en el mundo los hay de 25 %, pero todavía es un  poco caro".

El Ministro aseveró que la energía eólica y la fotovoltaica no son manejables, en el sentido de que el Despacho Nacional de Carga no puede dar la orden de que entren al sistema. "Esto obliga a hacer un análisis integral de todo el sistema eléctrico, y ver la posibilidad de integrarse que tienen la energía fotovoltaica y la eólica".

A modo de buena noticia, comentó que es posible asimilar de inmediato al menos 400 MW de inmediato, procedentes del sol, y más de 600  MW  del viento. "Una de las cosas que se están evaluando es, si fuera necesario, hacer algunos cambios en el sistema eléctrico para introducir más energía renovable".

En la variante fotovoltaica existen proyectos para emplazar más de 10  MW en siete áreas, ubicadas en Guantánamo, Santiago de Cuba, Camagüey, Villa Clara, Cienfuegos, Isla de la Juventud y La Habana. En la capital, cerca de ExpoCuba, se comenzó a implementar uno donado por China, con capacidad de un Mega Watt.

Se calcula que cada  mW instalado de energía fotovoltaica aporte 1,5 GW/h anualmente, que ahorrarían 4 948 toneladas de combustible en el mismo período, lo cual a su vez significaría un tiempo de recuperación descontado de 12 años. "Todavía la energía fotovoltaica es más cara y su producción por MW instalado es más baja que las demás fuentes. Sin embargo, esa posibilidad de que el sol está distribuido en todo el país, la hace muy atractiva", indicó López. 

Energía eólica

En la actualidad Cuba cuenta con cuatro parques eólicos experimentales, que alcanzan una potencia total de 11,7 MW. De estos emplazamientos, los instalados en el norte de Holguín (Gibara 1 y Gibara 2) llegan a 9,6 MW. A partir de la medición de los vientos, realizada durante tres años, en el país ha sido identificado un potencial de 630 MW.

López se refirió a la complejidad que representa para el Caribe, y especialmente para la Isla, aprovechar la intensidad del viento y a la vez resistir grandes eventos meteorológicos. "Hay que buscar un valor de compromiso: en la medida en se busca mayor área, mayores paletas y altura, se aprovecha mejor el recurso, pero de la misma manera (los equipos) son más sensibles a los huracanes". 

Un buen ejemplo de ello son los parques holguineros, que soportaron mayores velocidades del viento que aquellos para las que estaban concebidos, durante el paso de un fuerte huracán. 

En cuanto al proyecto eólico de 51  MW en playa Herradura, Las Tunas, el titular de Energía y Minas anotó que este comprende la instalación de 34 aerogeneradores, con potencia de 1,5 MW cada uno, además de incorporar la energía al sistema. Este parque tiene programado sustituir al año cerca de 4 163 toneladas de combustible, con un lapso de recuperación descontado de alrededor de seis años.

Otros proyectos

En estos momentos se encuentran en diferentes fases de ejecución una planta de biogás de 2,5  MW, en la fábrica de ron de Santa Cruz del Norte, y seis plantas en porcino para generar electricidad.  Tres de estas, situadas en Pinar del Río, Ciego de Ávila y Sancti Spíritus, ya están generando en período de prueba.

Se llevan a cabo además 14 plantas de biogás en porcino, para otros usos, como calentar y bombear agua; y otras 100 en la ganadería. Estas últimas serían una alternativa para, por ejemplo, enfriar la leche en una vaquería, o impulsar el motor del ordeño mecánico.

Otras proyecciones tienen que ver con una planta gasificadora de biomasa forestal (0,5  MW) en la Isla de la Juventud, ya en período de terminación; y dos más en los aserríos de Macurijes y Pons, en Pinar del Río.

"Tenemos una gasificadora en Santiago de Cuba, que funciona a muy pequeña escala, y tenemos una gran cantidad de marabú en todo el país. A partir de su funcionamiento, es una experiencia que puede trasladarse a prácticamente todas las provincias", observó López.

Asimismo, se trabaja en la producción de 6 532 calentadores solares y 1 423 molinos de viento para el bombeo de agua para la ganadería. En proceso de evaluación se encuentra la instalación de 633  MW, en trece parques eólicos; 400  MW de energía fotovoltaica, distribuidos por todo el país, 420 MW en biomasa cañera, 47  MW no cañera; 55  MW en hidroenergía, 27  MW en programas de biogás, y 16 500 molinos de viento.

De igual modo, están en estudio las inversiones necesarias en la industria nacional para introducir partes y componentes de los sistemas de energía renovables. "Es muy importante que nuestra industria mecánica pueda dar sus aportes, con lo cual podría disminuir el costo de las inversiones", acotó el Ministro.

El directivo señaló que, como parte de la voluntad del gobierno cubano en este sentido, el pasado 11 de diciembre fue emitido un decreto con el objetivo de constituir una comisión gubernamental, encargada de elaborar la política para la utilización y el desarrollo perspectivo de las fuentes renovables de energía en el período 2013-2030.

Encabezada por Ramiro Valdés Menéndez, vicepresidente del Consejo de Ministros, esta instancia reúne universidades, empresas y organismos de la administración central del Estado.