Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Bellotex: experiencia en hilazas, tejidos, sogas y cordeles

La Textilera EddioTeijeiro (Bellotex), de la provincia de Matanzas, acumula gran experiencia en la producción de hilazas y tejidos

La Textilera EddioTeijeiro (Bellotex), de la provincia de Matanzas, acumula gran experiencia en la producción de hilazas y tejidos, y desde enero de este año incorporó a su proceso sogas, hilos y cordeles.

Situada en el kilómetro tres y medio a la carretera a Cidra, en la periferia de la capital provincial, la institución es la única de su tipo en Cuba que produce a partir de la fibras sintéticas y cuenta con una capacidad instalada disponible para asumir cualquier interés de mercado, tanto en hilandería, tejeduría, sogas, hilos y cordeles.

La Bellotex, continuadora de la antigua textilera Betroma, cuya historia data de la década del 50 del siglo XX, se inició como industria en enero de 1980 y hasta la actualidad deviene líder en el país en el apasionante mundo de la fabricación de las hilazas y tejidos utilizando el poliéster y el acrílico.

El ingeniero Frank González, director adjunto de la entidad, con 30 años de labor en la industria, comenta que los productos salidos bajo el sello de esta empresa satisfacen exigencias de los clientes, avalada porla Norma ISO9001, y explica que en la actualidad 70 % de la producción consiste tela para tapar tabaco, producto muy cotizado.

"Por la característica de este tejido lo prefieren los productores de tabaco, aunque también se utiliza para el tapado de otros cultivos, como verduras y hortalizas", agrega González.

Con la tecnología de Bellotex, perteneciente al Ministerio de la Industria Ligera, se obtienen variados productos, entre ellos: hilaza, lienzo -conocido por sus múltiples usos- y el pockeing (100 % poliéster), demandado por las empresas de confecciones.

Las frazadas 3/4 y de canastilla, bayetas de pulir, junto a hilos, cordeles y sogas, tanto de sisal (fibras naturales) como de polipropileno (fibra sintética), conforman la variedad de artículos, solicitados también por distintos clientes que van desde las industrias locales o empresas de confecciones, hasta otras textileras.

El ingeniero González se refirió igualmente a la experiencia en la producción para insumos del turismo, específicamente con destino a la infraestructura hotelera del país, en cuanto a garantizar productos de alta calidad como lencería, alfombras, tapicería, cortinas, mantelería, toldos y sombrillas, entre otros.

El especialista destacó la constancia y la práctica de los casi 500 trabajadores con que cuenta la entidad, verdadera garantía para lograr, junto a la tecnología, un producto terminado de alta calidad.

La fusión, en enero pasado, con la llamada fábrica de Jarcia, además de ampliar la producción y las modalidades de productos, fortaleció a la Bellotex y enrumbó el camino hacia mayores resultados en su gestión económica.

El oficio de fabricar hilos, cordeles y sogas es exclusivo de Matanzas desde hace 100 años, así los cordeles elaborados a partir de fibras naturales o sintéticas son bien recibidas por consumidores, tanto nacionales como internacionales, por sus garantizadas características. Trabajadores de la fábrica coinciden en señalar la resistencia de las sogas, utilidad para el amarre de objetos que permanezcan a la intemperie o bajo condiciones de humedad, el uso de colores naturales y su condición de biodegradable porque no contaminan el entorno.

Las cuerdas producidas con fibras naturales resultan solicitadas por la agricultura, la industria y las empresas encargadas del embalaje comercial.

A su historia y tradición, esta empresa une la experiencia y la calidad, en concordancia con las exigencias de los nuevos tiempos. (AIN)