Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Merengues van tranquilos hoy ante Schalke 04

Tras vencerlos 2-0, la tropa de Carlo Ancelotti confía batirlos en el partido de vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones del fútbol europeoLiga

Los fans del Real Madrid colmarán el estadio Santiago Bernabéu para apoyar desde las gradas su pase a cuartos de final y, simultáneamente, intentarán recuperar la confianza “extraviada” luego de una crisis de identidad y de falta de fútbol.

El once merengue contará hoy con el croata Luka Modric y el alemán Sami Khedira, mientras que aún causará baja el español Sergio Ramos, quien reaparecerá el domingo en Liga ante el Levante. Modric se lesionó el 16 de noviembre de 2014 en un encuentro de clasificación para la Eurocopa-2016, durante el match entre Croacia e Italia.

Como es natural, la presencia de Modric deviene crucial para disipar el mal sabor dejado por la eliminación del Real Madrid de la Copa del Rey y la pérdida de liderato en la Liga, algo que ha hecho fatal este 2015 para el Real Madrid. La falta de confianza en un estilo que era imbatible y condujo a los mismos jugadores a un récord histórico de 22 triunfos consecutivos, ahora se ha revertido ante rivales de menor octanaje.

Sin embargo, el DT italiano pretende pasar la página a esta crisis confiado en que sus jugadores vuelvan a derrotar al Schalke, clave en sus aspiraciones de batir al Barça en su próxima visita al cuartel general baugrana del Camp Nou.

Para ello, Ancelotti tiene dos topes para que sus pupilos recuperen la autoestima: un Schalke 04 al que tiene tomada la medida en la Liga de Campeones y la visita del Levante el venidero domingo en Liga, antes de encarar el Clásico español.

Según el DT merengue, “no cambiaremos nuestra identidad “, en clara referencia al criticado planteo 4-3-3 en los últimos encuentros, que según la prensa especializada, condujo al bajo rendimiento del galés Gareth Bale, el portugués Cristiano Ronaldo y el francés Karim Benzema.

Por su lado, el Schalke llega al duelo contra el Real Madrid sin mayores esperanzas y consciente de que, salvo un milagro improbable, la única meta es lograr una eliminación honrosa. El 0-2 encajado en la ida en el Veltnis Arena hace que para un pase a cuartos el Schalke tenga que lograr una gran remontada en el Santiago Bernabéu, algo a todas luces impensable. (S.E.)