Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

6to. Remate Élite Habana 2015: Lo mejor del patrimonio ecuestre cubano

Serán subastados 33 ejemplares equinos de la raza Real sangre holandesa, entre esos 24 montados y 9 en libertad. La recaudación será designada a los proyectos de conservación de la flora y la fauna cubanas

Uno de los eventos más importantes del deporte ecuestre en Cuba se apresta a abrir sus puertas el próximo día 29 de enero, lo cual permitirá mostrar los resultados y potencialidades de la nación antillana en esa especialidad y contribuir a fomentar la atracción de visitantes internacionales interesados en esta modalidad turística.

El evento internacional de equinos de salto, el 6to. Remate Élite -único de su tipo en el país- está organizado por la Empresa Nacional para la Protección de la Flora y la Fauna y por la compañía holandesa VDL STUD, uno de los grandes criadores de caballos de deporte.

La puja está prevista para el día 31, luego de que 29 y 30, los clientes hayan comprobado las habilidades de los ejemplares a comercializar, casi todos hijos de grandes campeones europeos y muy bien entrenados en Cuba con amplias potencialidades para el deporte ecuestre. Tradicionalmente, a la subasta asisten empresarios y compradores de numerosos países, entre esos México, España, Francia y  Hungría; y el monto total del dinero recaudado se destina al Programa Nacional Genético Equino, los proyectos de Equinoterapia y a los de conservación de la flora y fauna cubanas.

Según especialistas del Club Ecuestre de La Habana, en declaraciones a Opciones, el desarrollo de los equinos en la Isla tiene en cuenta tanto elementos económicos imprescindibles en la agricultura, como al turismo, con fincas para el descanso y observación de las crías de caballos, el deporte de la equitación e incluso tratamientos médicos.

En la actualidad el país cuenta con más de 17 000 équidos de 17 razas, en 40 fincas de desarrollo, y los especialistas buscan recuperar la tradición del caballo de distintas esferas y potenciar su comercialización,  principalmente en el exterior, si bien el 12 % de los animales pertenecen al Estado y el resto se ubica en el sector privado.

Además de la Empresa Flora y Fauna, este reto lo emprenden la comercializadora Alcona, del Ministerio de la Agricultura, y la Agencia de Viajes Ecotur S.A, que preparan anualmente la cita desde sus comienzos en el año 2010, en la que se prevé también tratamiento VIP para comerciantes y empresarios asistentes.

Club Ecuestre de La Habana a la vanguardia

La UEB Centro Ecuestre de La Habana, donde radican los mejores caballos de Cuba y situada en el Parque Lenin, es uno de los sitios más sobresalientes en el cuidado, la crianza y la preparación de los ejemplares de raza. El área, que incluye también una escuela de equitación con 12 jinetes adultos y 70 niños, cuenta con una zona de cuarentena, una clínica veterinaria y una herrería para ofrecer todos los requerimientos básicos en la ejecución de la difícil tarea.

Según Franklin Domenech, asesor de equitación de la entidad, los caballos llegan a la Mayor de las Antillas procedentes de Holanda, gracias a un convenio de colaboración que establece que los équidos lleguen a la Isla con pequeña edad y los especialistas cubanos se encargan de la crianza y el entrenamiento hasta la subasta, ello contempla trabajar con los animales por el reconocimiento internacional y dotarlos de valor comercial.

El especialista precisó que la crianza de un caballo deportivo, desde que nace hasta que alcanza la madurez atlética, exige de personal muy especializado. Comienza con su selección, atención en la cuadra, alimentación balanceada, correcto herraje y la doma, fundamentalmente, en la cual es imprescindible la relación jinete-animal. Es así como en ese centro se les dedica especial atención, no solo por su valor comercial, sino por la importancia que tienen hasta para la salud humana.

Sobresalen en este empeño otros sitios de crianza como el Rancho Escaleras de Jaruco, en la provincia de Mayabeque y Rancho Azucarero, en Artemisa, este último con 27 caballerías de tierra de las cuales 12 se dedican exclusivamente a los caballos.

El Club Ecuestre desarrolla, a la par, varios programas como los de silvicultura, de flora, fauna, educación ambiental, planificación y manejo, y vigilancia y protección que le permiten exponer las mejores técnicas en cuanto a monitoreo y adaptabilidad de la flora y la fauna.

Flora y Fauna: un patrimonio

La Empresa Nacional para la Protección de la Flora y la Fauna pertenece al Ministerio de la Agricultura, y su misión es conservar y desarrollar los recursos naturales y el fondo genético equino del país desarrollando una estrategia de uso sostenible que contribuya al desarrollo social con una conciencia medioambientalista, sobre todo en las áreas rurales.

La entidad cuenta en todo el territorio nacional con 25 unidades empresariales de base (UEB), 77 áreas protegidas, 44 centros equinos, 85 de vacunos y 75 de ovinos que se distribuyen en un total de 1 600 000 hectáreas.

Numerosos programas integran su agenda de trabajo con el afán de velar y proteger  su patrimonio, entre esos los de genética equina, el mular, vacuno, ovino-caprino, el de avestruces, dromedarios, gallos de lidia, peces ornamentales, carbón, producción agrícola para autoabastecimiento e industrial para la alimentación humana y animal.

Flora y  Fauna es la responsable de conservar los caballos de pura sangre, con establos en varias provincias del país donde se cuidan los sementales de diferentes razas y a los cuales se les aseguran las condiciones óptimas para su cuidado y alimentación.

Con el objetivo de lograr la efectividad del Programa Nacional Genético Equino, la entidad posee 40 centros genéticos, ocho mulares y cinco asnales, un laboratorio de extracción y congelación de semen y otro de trasplantes de embriones. El propósito es, a mediano plazo,  crear, mejorar y conservar los genofondos existentes en Cuba de la familia de los équidos mediante la cría de sementales y hembras de alta calidad genética para la reproducción, apoyándose en las más novedosas y exigentes técnicas de reproducción asistida.

El programa se propone también producir ejemplares con capacidad para el trabajo ganadero, agrícola, la equinoterapia, el deporte y la recreación así como para la comercialización interna y externa.

Entre las razas más apreciadas están la Árabe, Pinto cubano, Cubano de paso, Criollo de trote, Patibarcino, Quarter horse, el mencionado Real sangre holandesa, Appaloosa, Español, Belga, Percherón, Poneys welsh y Shetland, entre otros.

Gracias al trabajo desplegado por la entidad, y a la labor de sus especialistas, el país ha logrado en los últimos años revertir la tendencia decreciente de la ganadería equina, en gran medida por la aplicación de una acertada política de manejo genético que incluye el mejoramiento racial de los animales en manos de los sectores cooperativo y campesino.