Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Arrasó judo cubano en Guayaquil

La delegación criolla conquistó 15 medallas con sus 16 exponentes en el Campeonato Panamericano de Guayaquil, Ecuador

Una vez más el judo cubano volvió a descollar entre lo que más vale y brilla del continente, al conquistar 15 medallas con sus 16 exponentes en el Campeonato Panamericano de Guayaquil, Ecuador, donde el pulso con Brasil acabó siendo tremendo.

En su portada digital el diario Granma destaca que, de ese modo, en el Centro de Convenciones Simón Bolívar, las muchachas del profesor Ronaldo Veitía se proclamaron reinas de América por enésima ocasión desde la edición de Caracas 1990, al acaparar cinco de los ocho títulos en pugna dentro de la rama femenina, ganando 13 de sus 26 combates por ippon.

A nivel individual sobresalió el triunfo de la guantanamera María Celia Laborde en los 48 kg, al destronar a la brasileña Sarah Menezes, campeona olímpica de Londres 2012, en la final por shido (penalización); así como la confirmación en el tope de la cadena alimenticia de la monarca absoluta Idalys Ortiz (+78), quien cifró su oncena corona en lides continentales ante otra representante auriverde, María Suelen Altheman, en un remake de la última final mundialista.

En otra franca señal de su completa recuperación, la subcampeona de Beijing 2008, Yalennis Castillo (78), se ciñó el oro sobre la canadiense Catherine Roberge, y también alcanzaron sendos títulos Dayaris Mestre (44) y Maricet Espinosa (63), mientras Yanet Bermoy (52) y Aliuska Ojeda (57) terminaban con plata y bronce, respectivamente. Así que solo Olga Masferrer (70) se fue sin medalla, al ceder en su primer combate, en una división que vio coronarse a la experimentada colombiana Yuri Alvear, doble campeona del orbe.

El equipo masculino del entrenador Justo Noda, por su parte, con una selección muy renovada y en la que por demás faltaba el as villaclareño Asley González (90), logró ubicar a sus ocho hombres en el podio de premiaciones, con especial destaque para Yandris Torres (55) y José Armenteros (100).

El primero, todavía en edad de pelear dentro de la categoría de cadetes, volvió a demostrar su proyección rumbo a los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Veracruz en noviembre próximo al colgarse otro oro después del certamen clasificatorio de Barbados; a la par que no menos realce tuvo el cetro rubricado por el cienfueguero campeón mundial juvenil en Ciudad del Cabo 2011, quien ganó todos sus desafíos por ippon, incluyendo la final frente al rocoso brasileño Luciano Correa, doble titular del orbe.

Precisamente esos dos fueron los únicos pergaminos dorados en la rama masculina que dejó escapar Brasil (7-4-5), que a la postre acabó superando a Cuba (7-4-4) por una nariz en el medallero general del certamen, para atizar aun más si se quiere su cordial rivalidad en los tatamis.

En las restantes divisiones, Magdiel Estrada (73), Andy Granda (90) y Oscar Brayson (+100) culminaron colgándose en cada caso preseas de plata, secundados por Janier Peña (60), Gilberto Solar (66) e Iván Silva (81) con sendos bronces, según precisó el propio Noda desde la sede.