Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Los piratas de La Isla, tema obligado en béisbol cubano

Se trata del equipo revelación del campeonato, con una plantilla repleta de prospectos en todas las áreas y solo un nombre propio, Michel Enríquez

Dirigidos por el mentor Armando Johnson desde 1996, el equipo que representa a la Isla de la Juventud comanda la Serie Nacional con balance de 23 triunfos y 11 derrotas, luego de someter este lunes 5-1 a Villa Clara, con espléndida faena monticular del binomio Yunier Gamboa-Héctor Mendoza, que dejó en dos hits a la artillería de los vigentes campeones de Cuba, revela un comentario de Prensa Latina.

Mendoza es, sin duda, el lanzador de mayores proyecciones del staff. Relevista natural, el veloz derecho de 19 años, inmerso en su tercera temporada, exhibe números de espanto y da una solidez enorme al bullpen de La Isla.

En 12 presentaciones, todas como taponero, el prospecto de los piratas archiva seis juegos salvados, con balance de cuatro victorias y una derrota. En 24 y un tercio de entradas, sus rivales le promedian para errático .162 de bateo, exhibe espléndida efectividad de 1.85, con 18 ponches en su haber.

Su único punto débil, como el de la mayoría de los lanzadores rápidos e inexpertos, es el control: hasta hoy regaló 19 boletos y lanzó tres wild pitch, aunque para agrandar su figura vale recordar que todavía no permite jonrones en la Serie, algo simplemente impresionante.

El bullpen de los piratas se apoya además en los prospectos Raysel Plutín (24 años, cuatro victorias) y Jesús Amador (25 años, tres éxitos), para apuntalar la faena de un cuerpo de abridores comandado por el veterano zurdo de 38 años Wilber Pérez. Integrante del team Cuba al III Clásico Mundial, Pérez archiva cinco triunfos y un revés como líder del staff.

Michel Enríquez es el referente ofensivo del equipo, con sus 22 carreras impulsadas, 12 anotadas, 12 dobles, cuatro jonrones, porcentaje de embasado de .453, slugging .564 y OPS 1017.

Pero para mantenerse como el conjunto más bateador de la Serie (.290), los piratas cuentan además con los aportes de los prospectos Alejandro Ortiz, Rodmy Proenza, Rigoberto Gómez, Andy Ibáñez y Jorge Tarbabull, además del veterano inicialista Luis Felipe Rivera y el receptor Luis Abel Castro, de 27 años, uno de los de mayor proyección en el país.

Ortiz marcha como líder de los bateadores del campeonato, con porcentaje ofensivo de .400, por delante del receptor santiaguero Andrés Reyna (.393) y el jardinero villaclareño Andy Zamora (.387), amén de encabezar también el apartado de triples con cuatro.

Los piratas de Johnson pueden presumir de ser casi invencibles en su hogar, el estadio Cristóbal Labra, al ganar 17 de los 24 partidos disputados, un factor imprescindible a la hora de analizar los puntos fuertes que llevaron al equipo a la segunda fase del torneo.

Su camino en esta primera parte de la temporada regular tiene como últimos obstáculos -además de Villa Clara- a las novenas de Las Tunas, Guantánamo y Sancti Spíritus, siempre como visitador.

La clasificación es segura a la segunda ronda, prevista a comenzar a principios de enero próximo, sin embargo para optar al título deberán escoger bien los refuerzos.

En esa suerte de ruleta rusa de la selección de refuerzos, Johnson deberá buscar uno o dos abridores de calidad y bateo de fuerza (Alfredo Despaigne o Frederich Cepeda, por ejemplo), aunque en el Labra (otrora paraíso de los jonrones) la pelota no camina mucho desde su ampliación hace algunas temporadas.