Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Ballet Nacional de Cuba reaparece en cisnes universales

El lago de los cisnes estará a disposición del público de la capital los venideros días 13, 14 y 15 de febrero, así como el 20, 21 y 22 del propio mes, en el Teatro Nacional

El Ballet Nacional de Cuba (BNC) repondrá el próximo mes de febrero una obra de culto mundial, El lago de los cisnes, informa hoy un comunicado de la institución.

Este clásico obligatorio en el repertorio de todas las grandes compañías del mundo, estará a disposición del público en esta capital los venideros días 13, 14 y 15 de febrero, así como el 20, 21 y 22 del propio mes, en el Teatro Nacional.

Paradójicamente, la primera presentación de ese ballet en 1877, en el famoso Teatro Bolshói de Moscú, recibió abucheos, debido a la pésima coreografía de Julius Reisinger.

La pieza no murió gracias a la iniciativa de los coreógrafos del Teatro Mariinsky de San Petersburgo Marius Petipa y Lev Ivanov, quienes se propusieron rescatarla en 1895 en homenaje al fallecido creador de la partitura, Piotr Ilich Chaikovski.

Pese a que el músico nunca lo llegó a percibir así, en esta composición confluyen su genialidad artística y una dramaturgia atractiva representada por dos personajes muy seductores: el cisne blanco, inocente, frágil, puro de alma, y el cisne negro, perverso, seductor, agresivo.

A fines del siglo XIX, Petipa y su aprendiz más cercano, Ivanov, dieron mayor realce a esa trama de amor imposible y lucha entre contrarios al reorganizar la fracasada estructura inicial y montar pasos de belleza estética y, sobre todo, complejidad para la época.

La intérprete principal, Pierina Legnani, pasó a la historia como la primera bailarina en conseguir la proeza de ejecutar 32 fouettés, especie de giros sobre una misma pierna en punta mientras la contraria abre en forma de látigo.

Cuenta una leyenda que la danzarina italiana ponía un rublo (moneda rusa) en el piso, con una tiza marcaba la circunferencia y en ese pequeño espacio hacía los fouettés, sin desplazarse del círculo trazado en el piso.

Este instante de la coda es uno de los más esperados por espectadores en todo el mundo, sobre todo los aficionados a la pericia acrobática, e incluso algunos cuentan los dobles, triples y quíntuples giros, claman por cierres espectaculares y condenan a cualquier artista que no llene las expectativas.

En la segunda mitad del siglo XX, Alicia Alonso construyó su propia versión a partir de la de Petipa e Ivánov, con una demanda técnica superior, en correspondencia con el virtuosismo que ella misma podía y gustaba exhibir.

Los primeros bailarines del BNC Viengsay Valdés, Anette Delgado, Sadaise Arencibia, Amaya Rodríguez, Dani Hernández, Víctor Estévez y José Carlos Lozada, protagonizarán las funciones de la presente temporada.

También asumirán los papeles centrales de la obra las figuras principales de la compañía Grettel Morejón, Estheisy Menéndez y Alfredo Ibáñez, entro otros artistas.(Tomado PL)