Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Destacan contribución cubana al proyecto La ruta del esclavo

Así lo reconoció el jefe del proyecto La Ruta del Esclavo de la Unesco, Ali Moussa, en aras de mostrar el flagelo de la trata y la huella africana en el mundo

Cuba es miembro de este programa desde sus inicios y cuenta con un comité nacional muy activo que ha desplegado una importante labor de investigación y preservación de la herencia africana, dijo Moussa a Prensa Latina.

Recordó que en la nación caribeña hay un museo de la esclavitud, creado en 2009 en la ciudad de Matanzas, el más grande de su tipo en América, donde se exponen valiosos objetos, ilustraciones, textos y obras de arte por medio de las cuales se explica este fenómeno.

El proyecto La Ruta del Esclavo, presentado por Haití y varios países de África, fue lanzado oficialmente en 1994 en Benin con el fin de dar a conocer las causas y consecuencias de este tráfico de seres humanos.

A partir del siglo XVI y hasta la primera mitad del XIX millones de personas fueron arrancadas de manera brutal de su tierra y llevadas hacia América, Asia y Europa, sobre todo para trabajar en las plantaciones agrícolas.

La Unesco desempeñó un rol crucial para lograr que se reconociera la trata como un crimen contra la humanidad durante la Conferencia mundial contra el racismo, efectuada en Durban en 2001.

Este año, en ocasión del XX aniversario del programa, la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura organizó una serie de eventos, dentro de los cuales se incluyó una mesa redonda y conciertos de jazz, góspel y percusión.

También quedó inaugurada una exposición de pintura y escultura cubana en el Círculo de Delegados de la Unesco, que contó con la participación de diplomáticos de países africanos y latinoamericanos.

El embajador cubano en Francia, Héctor Igarza, recordó los nexos históricos entre su país y África y los vínculos de amistad y solidaridad existentes después del triunfo de la Revolución, en 1959.

Declaró Igarza que miles de africanos se han formado en Cuba y decenas de miles de trabajadores de la nación caribeña han prestado colaboración en ese continente, en sectores como la salud y la educación.