Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

La imagen de Cuba y su gente

Cubavisión Internacional (CVI) es el único canal televisivo que combina la imagen material y espiritual de  nuestro país para los ojos del mundo

La propia ubicación de nuestra Isla, suelta en el Caribe, como llave expuesta a tantas entradas, le imprime un valor visual muy peculiar que, desde lo geográfico,  seduce para la comunicación cruzada de culturas e intercambios comerciales.

Cubavisión Internacional (CVI) es el único canal televisivo que combina la imagen material y espiritual de  nuestro país para los ojos del mundo. Recorre así en su discurso audiovisual toda una propuesta histórica, cultural, informativa y dramatizada expuesta en programas de debate, noticieros, musicales, documentales y revistas variadas que transparentan la vida cubana. Con una intención cosmopolita de difusión, tiene muy bien definida sus líneas temáticas, consciente de los altos significados de la idiosincrasia del cubano la cual le permiten incorporarse al panorama universal proyectándose desde lo más autóctono y nacional.

Los propósitos inmediatos de CVI son los de producir una programación propia y habitual para lograr ese discurso universal, concentrado en las propuestas informativas de carácter histórico, cultural, noticioso, deportivo, los dramatizados de ficción y  en los documentales. Cada vez más, y a partir de la parrilla de programación vigente, el canal se acerca a su cometido. Una propuesta de ocho horas diarias de estreno (repetidas dos veces para públicos geográficamente distantes) con el mayor peso informativo, abre las posibilidades de promover y promocionar desde la imagen audiovisual el quehacer cultural, social, empresarial y productivo de la Isla. 

Apostamos por aquellos proyectos con una intención discursiva hacia la investigación, aunque periodística también, pero en los cuales imagen y texto filtren un mensaje que, por su dimensión cultural y su formato inteligente (entiéndase: dinámico, pero interesante; divulgativo, pero sólido), coloque a la creación cubana -musical, danzaria, literaria, cinematográfica, industrial, entre otros- en el panorama universal desde una perspectiva nacional y, al mismo tiempo, auténtica para los ojos del mundo.

Pensamos más de una vez quiénes queremos que sean nuestros rostros, a quiénes colocamos en la conducción de un programa sin que la mayor intención de ese profesional sea vender imagen. Si bien tiene su significación la frase "la televisión no es para gente fea", hay que agregarle que tampoco, para incultos ni superficiales.

La televisión ideal es la del obrero y la del artista, la del folletinero y la del realista, la del convencionalista y la del revolucionario, la del empresario y la del artesano, pero todos saben reconocer al proyecto fallido y al programa de palo. Aun lo minimalista resulta interesante siempre que la intención discursiva esté concentrada en el hecho artístico, o ¿por qué, entonces, ha tenido tanto éxito el performance? De ahí que sopesemos las propuestas temáticas de nuestros productos para alejarnos de lo manido y lo intrascendente: ¿qué talento musical escoger? ¿Por qué difundir o popularizar a todo el que canta o hace un videoclip?

Hemos diseñado espacios físicos en la parrilla para programas de 27 minutos en lo adelante y que prevalezcan los de 57 minutos y hasta los de una  hora y media que logren aglutinar  variadas temáticas.

El canal Cubavisión Internacional es heterogéneo, no clasifica en un tipo de programación específica. De esta forma tiene creadas en su parrilla de programación, basados en preceptos teóricos, franjas conceptuales por género: la informativa noticiosa, cultural y deportiva (cada uno con la incorporación del sistema de close caption en idioma inglés, que coloca nuestro discurso en las regiones de habla no hispana); la musical y la dramatizada de ficción. Además, se inserta un espacio para un parte diario del tiempo con el propósito de anunciar las condiciones meteorológicas a todas las personas de extramuros que desean disfrutar de nuestro clima tropical.

El canal cuenta con proyectos que recogen los propósitos editoriales con una propuesta de factura incuestionable. Ellos van desde Archipiélago (espacio dedicado al movimiento del arte visual en Cuba) hasta los planes de producción de 60 documentales para un proyecto titulado Raíces y rutas, que pretende difundir las potencialidades culturales, históricas y sociológicas de diferentes lugares de nuestra Isla; todos encabezados por una revista informativa y variada, La hora de Cuba, que por su estructura renovadora acoge en su esencia la gama de temas que viven en la gente de nuestro archipiélago, desde entrevistas, reportajes y comentarios económicos, hasta promociones y propagandas del producto cubano o que se hace desde la Isla.

Cubavisión Internacional, consecuente con la trascendencia y el valor que tiene la imagen de Cuba en el exterior, procura involucrar a otras empresas que también han descubierto las potencialidades de este país para, juntos, abrirnos al mundo.