Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Defiende el bailarín Carlos Acosta su espectáculo Cubanía

La reciente muestra recibió críticas divididas, pero Acosta aseguró que cumplió su objetivo de divertir y ser popular

El principal bailarín invitado del Royal Ballet de Londres estimó que a estas alturas de su carrera lo juzgan muy severamente, pero está complacido con su obra estrenada el pasado 21 de julio.

"El espectáculo cumplió su objetivo: es divertido, popular, es un show de verano para que la gente lo disfrute", declaró Acosta al diario Granma, complacido por la positiva acogida del público.

Dicha presentación con la compañía Danza Contemporánea de Cuba incluyó en su segunda parte una versión reducida de su ballet Tocororo que hacía mucho tiempo no se bailaba.

"Al final terminamos con la conga usual de Tocororo, que es lo que se quería para atrapar a gente más joven, con otra visión y romper un poco con el estilo del clasicismo de ese teatro", agregó.

Premio Nacional de Danza-2011 y respetado como una de las figuras más universales de la Escuela Cubana de Ballet, Acosta confirmó que se retirará del repertorio clásico a fines de la próxima temporada.

El artista de 41 años de edad recibió recientemente la distinción de Comendador de la Orden del Imperio Británico y pretende cerrar su carrera como bailarín con una versión de Carmen para el Royal.

Agregó que aspira a crear una pequeña compañía en Cuba con una línea neoclásica y contemporánea, idea que aún madura y quizás corra mejor suerte que su sueño de rehabilitar el proyecto de la Escuela de Ballet diseñada por el arquitecto italiano Vittorio Garatti.

A más de una década de llegar a la prestigiosa compañía inglesa, Acosta posee el privilegiado status de principal bailarín invitado, que solo tiene además la francesa Sylvie Guillen.